Compras por Internet

Hoy en día podemos obtener toda la información que deseamos, comunicarnos y conocer a otros usuarios o realizar compras por Internet. Miles de tiendas nos tientan con irresistibles productos a precios muy competitivos e incluso podemos adquirir productos en tiendas online de otros países, que realizan envíos internacionales.

Pero, ¿cómo saber si la tienda que elegimos es de confianza? ¿Y cómo evitar un buen susto al adquirir un producto y recibirlo en mal estado, diferente al que hemos visto en la web… o ni siquiera recibirlo? ¿Qué ocurre cuando la cuantía del importe supera el precio marcado?

Aquí van algunos consejos para saber cómo elegir bien la tienda online, evitar desilusiones y sustos en tus compras por Internet:

1 Fíjate bien en la URL cuando realices el pago: La URL es la dirección web de una tienda, de una comunidad de usuarios o de cualquier otro tipo de web. Esta dirección es http://www. tienda.com.

Para realizar un pago seguro, la URL tiene que cambiar el http del inicio por https y, en algunos navegadores, verás que aparece un icono en forma de candado, en la parte superior o inferior de la pantalla. Esto quiere decir que  la operación de compra se realiza en un canal cifrado para que a la información (datos personales, número de tarjeta de crédito, cuenta bancaria, etc)  no pueda acceder un atacante que se haga con tus datos. Todas las tiendas cuentan con un canal cifrado y las mejores, las más confiables, añaden información adicional como: “Formas de pago seguro” “Pasarela de pago segura” o cuentan con certificados de instituciones gubernamentales o empresas como Verisign, ICANN, GeoTrust, etc.
2. Busca opiniones de otros usuarios: Existen diversas comunidades específicamente creadas para que los usuarios compartan sus opiniones, tras sus experiencias de compras por Internet. Opiniones sobre la entrega, la atención al cliente o la calidad de los productos y servicios. También puedes comparar opiniones en foros o redes sociales, como las páginas Facebook de las tiendas o sus cuentas de Twitter.
3. Valora la información: La obligación de una tienda online es, o debería ser, mostrar una información visual y escrita lo más detallada posible sobre los productos o servicios que venden: Fotos, textos en los que se describe la composición (si es ropa), ingredientes, componentes (si son alimentos o productos de belleza), tamaño del producto, tallas, materiales, condiciones de contratación del servicio, caducidad del servicio, etc.
4. Comprueba la atención al cliente: A veces nos dejamos tentar por increíbles ofertas, por productos muy originales o por productos exclusivos. Sea cual sea el precio, si realizas una reclamación, expones una queja o exiges la devolución, debe existir una atención al cliente adecuada. Obviamente, en la mayoría de los casos, no te das cuenta de si la atención es buena o mala hasta que realizas la compra, pero  además de las opiniones de otros usuarios, hay factores que pueden proporcionarte pistas como, por ejemplo, si hay un número de teléfono, un formulario de contacto, información sobre el horario de atención al cliente, ubicación física de la empresa o servicio de chat, para atender al usuario. Una buena idea es enviar un mail o llamar por teléfono antes de la compra para cerciorarte de que la tienda online posee un buen servicio al cliente.
5. Lee bien la letra pequeña: En muchas de nuestras compras por Internet observamos el precio, comparamos otros precios de otras tiendas y poco más. Pero ¿qué ocurre con los gastos de envío que se suman al precio del producto y de los que no nos informan hasta que ya hemos realizado el pago? ¿Y el periodo de entrega? ¡Demasiado tarde, ya te lo han facturado!

Las buenas tiendas online ofrecen varias alternativas de entrega, informando sobre los precios de dichas alternativas y el plazo de entrega: Envío urgente, envío ordinario, contrareembolso, etc. Al coste del envío se suman impuestos y, en ocasiones, otras comisiones “extrañas”si no realizas la compra con una tarjeta de crédito determinada o si realizas la compra desde otra provincia. En tiendas online de otros países puede ser lógico que te cobren una comisión pero en tu mismo país también hay tiendas que cobran comisiones por desplazamiento. En cualquier caso, sea cual sea el motivo de esa comisión “extraña” (por ubicación, por método de pago o por otras razones), la tienda que elijas debe informar sobre dichas comisiones antes del proceso de pago.

Autor: Mar RV. Content Manager, blogger y webmaster desde el año 2005, he creado, gestionado y redactado artículos en diversos blogs de distintas temáticas, compatibilizándolo con diversas áreas o especialidades del Marketing Online: Content Marketing, Social Media Marketing o Analítica Web, por citar algunos ejemplos, aunque lo cierto es que he trabajado prácticamente en casi todas las áreas del Marketing Online y en casi todo lo referente a la gestión web: Redactando, analizando, diseñando o dirigiendo el contenido.