A la hora de aplicar una crema y para obtener el máximo beneficio de ella es conveniente tener en cuenta una serie de consejos prácticos. La rutina hace que muchas veces uno se olvide de seguir todos los pasos. Cinco toques en mentón, frente, pómulos y nariz es el truco mágico que nunca debe faltar en su rutina de hidratación facial.

Cuando una crema hidratante no es lo suficientemente efectiva puede ser que no se esté procediendo de un modo adecuado. Lo primero que hay que saber es que no se deben extender las cremas con movimientos firmes. Si se estira la piel al aplicar los productos cosméticos puede que con el tiempo aparezcan pliegues y arrugas antiestéticas. Además su rostro puede perder firmeza.

Para todas las cremas

Es importante saber calcular la cantidad de producto que se debe emplear. Un exceso de crema puede ser perjudicial.

Para un buen aprovechamiento de las cremas coloque unas gotitas de crema en cada mejilla, frente, y barbilla con las yemas de los dedos.

Los movimientos deben ser siempre desde el interior del rostro hacia el exterior.

Se debe extender con suaves golpecitos para que a la vez nos sirva de masaje.

Desmaquillantes

Después de aplicar en frente, mejillas, nariz y mentón, trabajar una mitad del rostro deslizándose hacia los laterales. Luego se hará lo mismo en la otra mitad. En el centro de la cara, friccionar suavemente formando círculos (es la zona en la que se depositan más impurezas). Si se usa gel, se procederá de la misma forma pero con los dedos humedecidos. Después se aplicará un tónico, con un trozo de algodón, realizando movimientos rápidos y suaves hacia las sienes.

Hidratantes

Cara. Sobre la piel limpia y tonificada, disponga la crema en los cinco puntos clave, distribuyéndola por todo el rostro, bajando hacia el cuello. Luego realizará un punteo suave con los dedos, comenzando desde abajo del mentón hasta llegar a la raíz del pelo, y volver a bajar. De esta forma la crema penetra mejor y retiene el agua. Deberá evitar masajear la zona del contorno de ojos. Simplemente bastará con deslizar la crema hacia las sienes siguiendo el sentido de la cuenca.

Cuello. Las cremas para el cuello deben aplicarse desde la barbilla hasta el pecho y dando un ligero masaje, sin realizar estiramientos.

Cuerpo. Se aplicarán siempre desde los tobillos hasta los muslos.

Contorno de ojos. Debemos aplicarlos con cuidado y sin rozar el lagrimal.

Las cremas nutritivas

Aportan vitaminas a la piel y reponen los elementos que faltan. Para sacarles el mayor partido deben aplicarse friccionando las manos entre sí para darle calor. El calor activa al penetración de los ingredientes. Posteriormente se masajeará el rostro con la palma de las manos.

Cremas anti-edad

Si quiere que sean realmente efectivas, después de distribuir el producto, practique un masaje de digitopuntura. Con el dedo corazón bien extendido suba y baje en un movimiento rápido sobre las zonas. En los pómulos y en la frente repita cuatro veces, con un masaje energético, y juntando y despegando el dedo corazón de cada mano.

En los labios, coloque los dedos en forma perpendicular y suba y baje a la altura de las comisuras. En la zona de los párpados, tome como referencia la conjuntiva y desplace el dedo índice hacia las sienes, siguiendo el sentido de la cuenca.

Exfoliantes

Para eliminar las células muertas y estimular la circulación. Se deben extender con movimientos circulares con los dedos, sobre todo centrándose en las zonas de nariz y barbilla.