Lee la primera parte, aquí.

Compra cosas nuevas.

Existen cientos de modelos de lencería fina en el mercado y cada año se van renovando y saliendo nuevos modelos. No te quedes siempre con los 3 únicos modelos que has tenido toda la vida y atrévete a ponerte cosas nuevas tanto en colores, como en modelos.

Combina.

Como ya te hemos dicho más arriba, los hombres prefieren la lencería fina en colores como el rojo o el negro e incluso en tonos marrones, pero eso no quiere decir que tu lencería tenga que ser de colores lisos.  Intenta combinar el rojo con el rosa o incluso el rosa con el negro y dale un toque elegante y más excitante a tus noches.

Opta por el culotte.

Dicen las “malas lenguas” que pocas mujeres pueden lucir los tangas con verdadero estilo, pero independientemente de que esto sea cierto o no,  se acaba de saber por medio de un estudio que se realizó a 1230 hombres, que ve a una mujer mucho más sexy con culottes que con un tanga.

Sin ñoñerías.

Puede que te apasionen los ositos y los animales, pero ¿ en serio crees que es necesario comprarte lencería fina con algún detalle así? Destierra de tu armario todo lo que tenga que ver con cosas infantiles y luce una lencería fina que te convierta en una verdadera diva ante tu pareja. Si lo que estás buscando es un estilo “lolita” puedes optar por alguna prenda con un toque vintage – nada de estampados florales – que están de moda. Ahora que ya sabes cómo debes cuidar la lencería sexy y cuáles son los pasos que debes hacer y los que nunca debes llevar a cabo con la lencería fina,  no dudes en adquirir algunas nuevas prendas que te hagan sentir la diosa que eres.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.