Aunque todas las infidelidades duelen, algunas son más superables que otras. Todo depende de la pareja, ya que algunas cosas que para muchas personas son una falta grave  a la pareja, para otras parejas es simplemente una fantasía.

Una de las cosas que se suele pedir a una pareja y que la pone en los puestos más altos para serlo es la fidelidad, ya que es una de las primeras cosas que pedimos a una persona que va a estar con nosotros.

Por otro lado, la infidelidad también se vuelve una de las preocupaciones más grandes dentro de una pareja, siendo necesario en muchas ocasiones acudir a una terapia de pareja para poder perdonar una o romper para siempre.

Qué debes tener en cuenta ante una infidelidad

  • La infidelidad causa un sentimiento de frustración y rabia que hace que muchas personas no vean con claridad para saber si siguen con su relación o no. Ante una infidelidad, hay que esperar a que las cosas se calmen un poco y sentarse a hablar con la pareja. Nada justifica una infidelidad, pero hay momentos en los que hay que sopesar si merece la pena romper o seguir la relación entre los dos.
  • Si has decidido que aún no puedes superar esta mala experiencia, lo mejor que puedes hacer es encontrar un poco de tiempo para reponerte y sanarte. Cada persona tiene su ritmo de sanación diferente.
  • Para poder tener una recuperación sana, debes aceptar que fue lo que pasó y cuáles fueron las razones reales para llegar a ese punto.   Apóyate en tu familia y amigos para llegar a una percepción real de lo que realmente está pasado y aunque no eres tú la que ha cometido la infidelidad, ambas partes son responsables del deterioro de una relación.

Y ante todo, mira hacia adelante, no te empeñes en vivir mirando al pasado, porque acabarás con un dolor de cuello terrible.