Hay quien piensa que las chinches con una leyenda o una ocurrencia pero que realmente ya no existen estos insectos. Todo lo contrario, las chinches son unos insectos nocturnos que se esconden en las gritas de los muebles o en las camas y se alimentan de la sangre de la víctima a través de unas picaduras.

Es cierto que sus picaduras son similares a las de los mosquitos y pulgas y el gatito consecuencia de ello también es similar, no obstante, hay algo que te puede ayudar a determinar si se trata de picaduras de chinches o no:

1. Estos insectos suelen atacar a determinadas zonas del cuerpo como son la ara, las manos, los hombros, o el cuello. Por eso debes prestar una mayor atención a estas zonas.

2. Además del grano oportuno aparecerá una mancha roja y un gran picor. Lo mejor es que evites rascar para prevenir la infección.

3. No tendrás una única picadura, pues estas suelen aparecer en grupos de tres en linea o en forma de racimo.

Es difícil prevenir las chinches sobre todo si vives en el campo, aunque no es muy normal que tengas en casa. Los lugares más frecuentes donde pueden aparecer estos insectos es en los hoteles y hospitales porque hay un mayor tránsito de personas. Aunque también pueden llegar a tu casa a través de los muebles de segunda mano, de manera que si adquieres uno revísalo bien antes de meterlo en casa.

Autor: Amparo.