Inicio / Estilo de vida / Cómo saber si le gustas a un hombre

Cómo saber si le gustas a un hombre

atracción pareja

 

Se han escrito numerosos artículos que indican cómo saber si le gustas a un hombre. Lo cierto es que no existen unas  unas pautas fijas ya que cada hombre es distinto y su actitud depende de muchos factores: de sus experiencias amorosas, de su actitud ante la vida, de sus valores personales… Lo realmente cierto es que hombres y mujeres somos distintos. Ellos son más lógicos y visuales. Nosotras, en cambio, somos más emotivas y verbales.

En estos diez puntos te mostraremos las señales que pueden indicar que un hombre se siente atraído por ti y también cómo debes interpretar su actitud o como debes actuar ya que hombres y mujeres entendemos o interpretamos las situaciones de manera distinta y en dicha interpretación también influyen las experiencias vitales de cada persona, sus miedos, inseguridades, experiencias amorosas anteriores, etc. Después de tener claro que le gustas a un hombre, lo más probable es que surja otra duda: ¿Cómo saber si él quiere algo serio contigo?

Estos puntos, realizados en común con Jorge, blogger invitado (sí, un hombre), pretenden guiarte para responder a la pregunta ¿Cómo saber si le gustas a un hombre? No son puntos fiables al cien por cien, porque no todos somos iguales.

Cómo saber si le gustas a un hombre por Jorge y Sarah.

La mirada: Los ojos son el reflejo del alma… de los sentimientos y del deseo. Si un hombre está interesado en ti, centrará su atención en lo que tiene ante sí, sin discreción, incluso traspasándote con su mirada. Si es más o menos tímido puede que disimule o desvíe su mirada si se la devuelves o puede que establezcáis contacto visual, ya sabes, esos segundos intensos en los que se produce un desafío, a ver quién aguanta más… Normalmente somos nosotras las que nos “rendimos” antes consciente o inconscientemente.

Jorge: Es algo que no podemos evitar. Cuando una mujer nos gusta de verdad, queremos observarla detenidamente. Cómo se mueve, cómo habla con los demás. ¿Es simpática? ¿Se muestra indiferente o petulante? Es nuestro primer “test”, por llamarlo de alguna manera, sobre todo si no la conocemos bien. Ellas, que se dan cuenta perfectamente, a veces se hacen las interesantes o fingen que no les importa que les mires, incluso se ríen con las amigas. Las mujeres sois bastante complicaditas, pero si una chica nos gusta no podemos evitarlo, la miramos sin perder detalle.

 

El tacto: Cuando un hombre está interesado en una mujer, buscará cualquier oportunidad para aproximarse a ella y tocarla. Puede ser un simple roce de manos, una caricia sutil, sentarse junto a ti… Permítete esos “toques” siempre que sean afectivos y con respeto. Si se pasa, déjale bien claro que hay límites ya que eso también te aclara las intenciones de tu pretendiente. ¿Siente atracción y química o sólo quiere sexo?

Jorge: Cuando una mujer nos gusta, necesitamos tener contacto con ella. Le tomamos la mano, aprovechamos una broma para abrazarla o rozarla…. No sólo es algo químico u hormonal, también romántico. Es nuestra manera de transmitir que sentimos algo: Queremos protegerla, queremos estar junto a ella,  demostramos nuestra admiración y sí, también demostramos deseo.

 

La casualidad y la cercanía: Realmente no es casualidad. Si le gustas a un hombre, éste buscará la manera de encontrarse contigo. Tal vez aparezca “casualmente” cuando estás divirtiéndote con tus amigas en tu local favorito. Nota: Hay que saber distinguir entre la casualidad provocada con moderación y la persecución… Que hay mucho loco suelto. También procurará estar cerca de ti para escucharte, poderte ver con más detalle…

Jorge: No soy muy amigo de provocar “coincidencias” porque no quiero parecer un acosador -y a cualquier persona nos molesta que nos sigan- . Tampoco es cuestión de dejarlo todo en manos del destino. Si una chica me gusta mucho procuro saber a qué locales va o coincidir con ella en algún sitio público pero con moderación. La persecución es agobiante, sobre todo si no le gustas y os recomiendo que tengáis mucho cuidado con este tema. En cuanto a la cercanía, es inevitable. Quieres escuchar (no cotillear), quieres tenerla cerca, el corazón te late a mil…

 

Te escucha: Los hombres tienen sus ideas claras y eso, a veces, les convierte en seres poco diplomáticos. Si le interesas a un hombre, dejará de hablar de sí mismo y te escuchará atentamente, aunque le cuentes toda tu historia familiar, comenzando por cómo se conocieron tus tatarabuelos. Si no le gustas, lo más probable es que dependiendo de su paciencia y educación, finja hacerte caso mientras dirige su mirada a otra parte (o a otra mujer) o ponga una excusa para dejarte con la palabra en la boca e ir a hablar con otra persona.

Jorge: He de reconocer que somos poco diplomáticos pero es más bien una cuestión práctica. ¿Para qué perder el tiempo hablando con una chica que no te interesa cuando puedes estar charlando con tus amigos o con la chica que te gusta? Si la conversación es interesante, si la chica aunque no te guste te cae simpática, podemos aguantar pero, repito, es una cuestión de pragmatismo.

 

Paciencia: Tienes una cita con él y eliges tú la película que quieres ver o  de repente te entretienes mirando escaparates o comprando algo que te llama la atención. Él no sólo se muestra comprensivo sino que hace uso de su paciencia e incluso se muestra ligeramente feliz cuando descubre que estás disfrutando.

Jorge: Más paciencia que el santo Job. Lo habitual es que queramos demostrar que estamos ahí, para lo bueno y lo malo y si a una chica le hace ilusión ver cierta película o comprar, aguantamos como valientes. Todo por hacerla feliz y ganar puntos, aunque esto suene bastante frívolo. Si además existe amor… Somos capaces de aguantar tres horas en el centro comercial más abarrotado.

 

Se ríe contigo: Atención a la diferencia entre reírse contigo o reírse de ti. Las mujeres somos, en ocasiones, bastante susceptibles y creemos que ellos se están burlando de nosotras. Todo lo contrario: Se ríen contigo. Les puede divertir una reacción tuya, una frase, una ocurrencia…

Jorge: En esto debo dar la razón a Sarah.Estamos enamorándonos, nos sentimos atraídos y nos divierte ver cómo reaccionan las chicas que nos gustan ante algún comentario o quitarle importancia a las cosas que para vosotras suponen todo un problema, porque os complicáis mucho la vida. Como somos muy torpes para algunas cosas, a veces nos salen bromas ridículas o nos reímos con la persona, no de la persona… ¡Y vosotras os enfadáis!

 

Se muestra nervioso: Esto depende también de su experiencia amorosa. Evidentemente, un seductor mostrará una envidiable seguridad en si mismo (y cuánto nos gusta eso). Pero normalmente y aunque traten de disimularlo, los hombres se muestran nerviosos cuando están ante una mujer que les gusta. Ellos, que quieren tener sus sentimientos controlados, se delatan con reacciones absurdas: Miran a todas partes como si alguien les estuviera persiguiendo, les sudan las palmas de las manos o te dicen una frase o palabra desacertada que puede que no entiendas o que no te siente bien y que probablemente comentes con tus amigas, ¿por qué me dijo eso? ¿Qué crees que le pasa? Muy sencillo: No sabe o no puede controlar lo que siente.

Jorge: De acuerdo, nos gusta tener el control de nuestros sentimientos y mostrar cierta hombría. Lo que ocurre es que el cuerpo habla, es decir que no podemos evitar que se nos note el nerviosismo y dependiendo del historial amoroso de cada uno, demostramos esos nervios de muchas maneras. Mi amigo Alfonso, por ejemplo, que no ha salido con muchas chicas y tiene cierto complejo, no puede evitar tartamudear…

 

Te habla: Cuando un hombre se siente atraído por una mujer, abre su corazón. Es muy difícil que un hombre hable de sus sentimientos o que te cuente detalles de su vida personal, sus miedos o sus objetivos. Nosotras expresamos frecuentemente lo que sentimos y deseamos, ellos no. Por eso, cuando a un hombre le gusta una mujer, decide hacer una excepción y abrirse. Entonces es cuando cambia de conversación y se pone serio. O deja de hablar de su trabajo y comienza a hablar de su familia, de cómo ve la vida o de

Jorge: Cierto. Si una chica te gusta, si la ves como tu pareja y además tienes la suerte de encontrar a una persona comprensiva, es lógico que nos abramos y le contemos lo que guardamos dentro. La conversación con una mujer es muy diferente de la conversación con un amigo. De alguna manera, nos sentimos comprendidos y también, he de confesar que es una forma de “examinar” la capacidad de empatía de nuestra posible pareja.

 

Acerca de Sarah

Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities... ¡Me encanta añadir un toque de humor o sarcasmo, cuando puedo!

4 Comentarios

  1. hola me sucede que conosco al chico desde hace solamente un mes, hemos hablado y me ha preguntado si tengo novio, ultimamente nos hemos encontrado y hablado mas seguido. El punto es que me manda indirectas que le gusto pero le anda cayendo a otra chica. No se que pensar, y a la chica la conocio cuando me conocio a mi.

  2. que buen articulo tiene muy buena readaptación muy interesante :*

  3. hola. a ver q me podeis decir ante esto q os voy a contar:
    somos 2 amigos d toda la vida q nos hemos vuelto a reencontrar y nos hemos dicho todo lo q sentimos; el lleva 3 años separados pero le falta el paso final, divorciarse, cosa q no hace pq le da miedo el q ella se lleve al niño a su pais.
    todo iba bien pero de repente, lleva una semana q no da señales d vida el chico. Hace 2 domingos el me dijo q tuvo un dia raro en general; el lunes dijo q sufria x no poder estar junto ami y sabia q mi situacion tb es dificir x esperarle, q resolvera pero tiene miedo; el martes m dio los buenos dias y l medio dia le escribio¡ xq el iba con el peque al medico y a x su baja pero ya no obtuve respuesta; el jueves le envie unos interrogantes como diciendo q no entendia q no se comunicara; y el viernes le llame y el colgo y m escribio q estaba en el medico, al mediodia le llame y m contesto q ya tenia el alta y empezaba a trabajar ese mismo dia, entonces le llame y el no m contesto solo m escribio ” ahora no quiero hablar, estoy pensando en mis cosas, no me llames” y hasta hoy.

  4. Estoy de acuerdo con el artículo. La verdad es que cuando tienes a alguien a quien le interesas se le nota y cuando no, o cuando tienen otra idea de lo que pretende se portan fatal.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*


cinco + 6 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>