Tanto si se trata de tu primer embarazo como si no, el artículo de hoy te ayudará a ponerte en forma, a ganar confianza en ti misma y a empatizar con otras madres que están en tu misma situación.

No importa cómo hayas ganado peso, debes saber que vas a necesitar tiempo para perderlo y recuperar tu figura habitual de nuevo. El embarazo es una etapa muy especial y cuando das a luz, el bebé se convierte en el centro de todo, es tu auténtica prioridad. Pero cuando los niños empiezan a crecer y ya tienen un añito en adelante, hay que tomarse tiempo para una misma y empezar a cuidarse y recuperar la forma física.

En el post de hoy os voy a dar algunos consejos que os pueden ayudar a recuperar la forma física que deseáis. Lo principal no es obsesionarse con recuperar la talla de antes, sino con una talla en la que os sintáis cómodas y vuestro cuerpo se encuentre sano.

Dado que un bebé tarda cuarenta semanas en coger peso, más o menos será éste periodo el que necesitarás para perder esos kilos que has cogido de más. No te compares con esas celebrities, actrices y modelos que salen del hospital y recuperan su figura a las pocas semanas. Busca un enfoque sensato y “real” y date el tiempo suficiente para compaginar el ejercicio y la buena alimentación con el cambio de pañales, la falta de sueño y las atenciones a tu bebé.

Cuando decidas que es el momento de recuperar tu forma física, lo recomendable es que acudas a tu médico de cabecera para que te haga un análisis y te confirme que tu cuerpo está preparado para hacerlo. Hay muchas madres a las que se les debilitan las articulaciones por el parto y el ejercicio les produce dolores. Recuerda que has estado mucho tiempo sin practicar ejercicio, por lo que tratar de comenzar por deportes intensos puede ser demasiado duro. En vez de hacer deportes de alta intensidad, prueba a hacer estos ejercicios que te recomiendo para bajar de peso.

1.     Saca tiempo

Confía en mí, sé que un nuevo bebé en la familia te ocupa mucho tiempo, pero hay que intentar sacar tiempo porque realmente se puede. Trata de encontrar un momento cada día, por ejemplo unos 10 minutos para comenzar puede estar bien. Pídele a tu pareja o a un familia que se ocupe del bebé durante la siesta o antes de que se despierte por la mañana y empieza tu rutina cada día. El ejercicio te aportará más energía y el cansancio te irá pesando menos cada día.

2.     No hay excusas

Trata de moverte cada día, sal a caminar, haz estiramientos o alguna clase de deporte suave cada día. Si haces ejercicio un día y lo vuelves a repetir la semana que viene no conseguirás ningún resultado. Piensa que se trata de una actividad positiva para ti, ya que en ocasiones las madres creen que su cuerpo ya no pertenece a ellas y no se ven guapas ni motivadas. El ejercicio hará que te suba el estado de ánimo y que te encuentres más atractiva y con más energía.

Cómo recuperar la forma después del parto ejercicio

3.     Sé creativa

Si no tienes tiempo de salir o nadie puede cuidar a tu bebé, dale la vuelta a la tortilla. A lo que me refiero es que no aproveches para quedarte sin hacer tu rutina, sé creativa y piensa de qué modo puedes sacar esos 10 minutos al día. Haz abdominales mientras el bebé duerme o juega a tu lado, camina de cuclillas, salta a la cuerda, haz sentadillas, ponte un vídeo de ejercicios en Youtube…  Si puedes repetir la rutina de ejercicio 10 minutos por la mañana y 10 minutos por la tardes verás cómo poco a poco tu cuerpo se comienza a preparar para el cambio.

4.     Céntrate en tus movimientos

Durante todo el día las madres están haciendo ejercicio sin saberlo. Se agachan a coger al bebé en la cuna, lo bañan, lo sostienen en brazos mientras se duerme… y si además hacen las tareas de la casa todavía más. Cuando digo que te concentres en tus movimientos, me refiero a que si mientras haces estas tareas sostienes y contraes los músculos abdominales estarás fortaleciéndolos mientras realizas tus tareas diarias. Ponte en modo “abdominales” y recuerda endurecer el abdomen cada vez que te inclines a la cuna, empujes el cochecito o levantes al bebé.

Cómo recuperar la forma después del parto deporte

5.     Come bien

El objetivo es que realices una correcta nutrición cada día. En este artículo te explico cómo debes hacerlo de forma correcta y para perder peso de forma saludable. Si estás dándole el pecho a tu bebé no es el momento de hacer dietas estrictas donde sólo puedas comer unos pocos alimentos. Tu cuerpo necesita todos los nutrientes, hidratos y minerales para funcionar bien cada día. Morir de hambre no es una solución para perder peso. Una dieta con las calorías controladas donde puedas comer de todo y que proporcione a tu cuerpo carbohidratos, grasas esenciales, proteínas, vitaminas y minerales es mucho más sana y sostenible a largo plazo.

Aprende a equilibrar la ingesta de calorías con el gasto calórico y te ayudará a perder peso a un ritmo sostenible. Si estás amamantando lo ideal es que consultes a un médico para asegurarte de que consumes suficientes calorías para producir una leche rica en nutrientes.

Cómo recuperar la forma después del parto comida sana

Autor: Raquel.