Una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo que se resiente mucho en invierno son nuestros labios, que se secan y agrietan con la llegada del frío. Los labios son una de las zonas que más visibilidad tiene de nuestra cara junto con los ojos, por eso es importante cuidar su fina capa de piel para que no se irrite con las bajas temperaturas. Antes de que se empiecen a “cortar” hay que poner un remedio, porque cuando la sequedad empieza cuesta más eliminarla. Uno de nuestros peores enemigos en este aspecto es la saliva, ya que junto con el aire causa mucha sequedad labial.

labios agrietados

Nuestra recomendación es que te realices una exfoliación semanal para eliminar la piel muerta y esos pellejitos que se secan del labio. Te recomendamos hacer una mezcla de azúcar y miel, que será muy suave, dulce e hidratante. Mezcla una cucharada de azúcar con una de miel y masajea tus labios con la mezcla, luego lávate los labios para retirar la miel y finalmente hidrátalos con un poco de aceite de oliva. Lo ideal es que dejes que penetre en la piel durante una hora, si realizas la exfoliación por la noche te durará más la hidratación. En el caso de que tengas muchos pellejitos puedes repetir la exfoliación de 2 a 3 veces a la semana. No abuses pues tus labios pueden irritarse.

Si todavía no tienes los labios agrietados utiliza crema de cacao, pero si ya han empezado a cortarse opta por un labial reparador que sea denso y muy hidratante. Sobre todo no utilices barras de labios 24h porque tienden a secar mucho los labios.

Autor: Amparo.