Desde la antigüedad se ha utilizado la sal y el azúcar como exfoliantes naturales caseros. Ahora la mayoría de nosotros compramos en supermercados y droguerías exfoliantes ya preparados de las principales marcas de cosméticos. Puede que al contener en la etiqueta una indicación que explique para qué tipos de pieles se recomienda (pieles grasas, pieles secas o pieles mixtas) pensemos que es un producto mejor, pero nada más lejos de la realidad. Estos cosméticos para el peeling corporal también llevan componentes químicos que resultan dañinos y desconocemos.

Una forma más económica y sana de preparar un peeling corporal casero es con productos naturales que la mayoría tenemos en casa o que se encuentran en cualquier supermercado. Para que podáis realizar vuestras propias cremas exfoliantes en casa os damos dos recetas sobre cómo prepararlas.

Aceite y azúcar

Una de las lociones que podéis preparar con ingredientes caseros se realiza a base de azúcar y aceite. El azúcar, como hemos dicho antes, tiene un granulado no muy grueso que no daña la piel y sirve para eliminar la piel muerta y las impurezas. Mezclando 2 cucharadas de aceite de oliva con 4 cucharadas de azúcar en un frasco se puede conseguir la mezcla perfecta. El aceite ayudará a hidratar tu piel al mismo tiempo que la exfolia. Si quieres eliminar el olor del aceite sólo tienes que añadir a la mezcla unas gotas de aceite de vainilla para darle un aroma más dulce.

Plátano y azúcar

Otra mezcla similar para preparar un peeling corporal casero es usando el plátano y el azúcar. En este caso al no utilizar aceites se recomienda más para pieles grasas. Con un plátano maduro se mezclan tres cucharadas de azúcar y se aplastan los ingredientes hasta tener una mezcla espesa. Luego se masajea el cuerpo con esta masa y se aclara con agua tibia. Si se utiliza como exfoliante facial no hace falta añadirle azúcar.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Raquel.