Si piensas que hacer una dieta es sinónimo de lechuga-pechuga-lechuga-pechuga, estás muy equivocado. Además de ser una dieta aburrida y sosa, no es demasiado saludable pues el organismo necesita diferentes nutrientes que los aportan alimentos variados. Por tanto, una dieta es imprescindible que sea variada e incluya todos los alimentos de la pirámide alimenticia.

Los alimentos indicados para consumo ocasional son los que hay que evitar consumir para perder peso, así que evitad carnes magras como el cerdo, dulces y sobre todo comida preparada que incluya conservantes y aditivos. Lo ideal es comprar alimentos frescos y cocinarlos en casa, mucho más sano y natural.

piramide alimenticia

Como verás algunos de los alimentos de esta pirámide no suelen estar indicados a la hora de hacer dieta, pero si los ingieres en una cantidad pequeña y a la hora adecuada pueden ser muy beneficiosos para tu organismo. Por ejemplo, es preferible comer una rodaja de pan cuando se trata de perder peso y siempre hacerlo durante el desayuno o almuerzo porque así tienes el resto del día para quemar estas calorías.

Es importante cuando se empieza una dieta tener un estado de ánimo optimista y no tratar la dieta como una exclavitud o carga, ya que alimentarse bien puede ser también delicioso. Hay que ser consciente de que cuando comemos bien nuestro cuerpo está ingiriendo la cantidad de minerales y nutrientes que necesita y esto nos va hacer sentir mucho mejor. Así que hay que motivarse y estar alegres cuando se hace dieta.

Lo primero de todo es hacer las 5 comidas diarias (desayuno-almuerzo-comida-merienda-cena)  y no dejar más de 3 horas entre las comidas. ¿Qué pasa si no merendamos o almorzamos? Pues seguro que generarás más ansiedad y falta de energía por pasar hambre y llegarás a la siguiente comida tan hambriento que podrás ingerir más alimentos de los que realmente necesitas. Además, el metabolismo cuando está largos periodos de tiempo sin trabajar entiende que va a pasar hambre y acumula reservas, es decir, que en vez de quemar las grasas las guarda por si las necesita en un periodo de falta de nutrientes.

5 comidas al dia

Como os decía, la dieta debe de ser variada. Por la mañana puedes desayunar un café con leche, zumo o té acompañado de unas tostadas o galletas integrales. Si te quedas con hambre o te espera una dura jornada de trabajo puedes incluir un yogur desnatado o una pieza de fruta. A media mañana  puedes almorzar una pieza de fruta, una rodaja de pan con pavo, queso fresco o yogurt desnatado. Ves variando cada día para no aburrirte y comer un poco de todo.

A la hora de comer hay una amplia variedad de posibilidades. Se recomienda que haya mayor proporción de verdura que de carne, pescado, pasta o legumbres. Por ejemplo puedes empezar con una ensalada y cada día cambiar los ingredientes (pimiento asado, palitos de cangrejo, tomate, atún, salmón, zanahoria, champiñón crudo, manzana, queso fresco desnatado…). Las cremas de verduras y caldos bajos en grasa, salmorejos o gazpachos pueden ser otra opción. Y de segundo una pieza de pescado o carne a la plancha.

variedad alimentos

Las carnes más recomendadas para hacer dieta son el pavo, el conejo, el pollo y ocasionalmente la ternera, el caballo, el potro u otras carnes rojas. La carne se puede comer fileteada, picada, en hamburguesa, longanizas o cualquier otra forma. Lo ideal es hacer las carnes a la plancha, al horno o asadas a la barbacoa porque se cocinan con su propio jugo. Por ejemplo, una receta muy rica y saludable es el pollo al horno con cebolla y manzana, sustituyendo la patata por una fruta que no engorda tanto.

Tanto el pescado azul como el blanco se recomiendan para la dieta. El pescado azul mejor comerlo de forma ocasional porque absorbe más tóxicos, pero es muy rico en nutrientes. Y el pescado blanco es bajo en calorias y en grasas. Por ejemplo, puedes cocinar un bacalao o un salmón en el microondas con una tapa especial para hacerlo al vapor durante 4min y tienes un pescado jugoso y riquísimo en un momento.

cena saludable

A la hora de la merienda la cantidad de calorías y grasas debe de ir bajando porque la actividad física va a ir disminuyendo. Así que evita tomar pan o cereales y sustitúyelo por fruta o yogur.

Por último, para la cena opta por comer platos que sean muy ligeros, de ello dependerá que pierdas más o menos peso. Puedes cenar una macedonia de frutas, una tortilla de verduras con poco aceite, un hervido, pescado al vapor, parillada de verduras, gambas cocidas, mejillones al vapor, sepia a la plancha, entre muchos otros platos más. Consulta en nuestra sección de recetas algunas recetas sanas para hacer dieta.

macedonia

Hay que  hidratar bien el cuerpo para poder hacer bien las digestiones y que todos los órganos funcionen correctamente. Durante las comidas es preferible no ingerir agua para no modificar el ph de la comida. Es mejor hacerlo media hora antes o después. 2,5 litros de agua es la cantidad recomendada diaria, pero se debe aumentar si se realiza trabajo físico o si es una temporada de calor porque se pierde por la sudor.

Por otra parte, no debes olvidar masticar bien la comida y salivar para que se pueda procesar mejor durante la digestión y que ésta no sea tan pesada y lenta.

Espero que todos estos consejos os sirvan para llevar una dieta sana, natural y que os haga sentir mucho mejor con vosotros mismos.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Raquel.