Preparar a tu pequeño para que tenga una autoestima saludable es lo mejor que como padre puedes hacer. No te olvides que la autoestima en la vida de tu hijo es algo bien importante y en su mayoría es cada padre el responsable de ayudar a que sus hijos pequeños tengan un buen grado de autoestima.

Todo el mundo anda buscando ser aceptado, sin darnos cuenta es un medio que fortalece el autoestima, es la autoestima que nos lleva a sentirnos bien con nosotros mismos, cuando tenemos un bajo nivel de autoestima siempre nos sentiremos mal. Por ello y porque sabemos lo importantes que son para ti tus hijos te diremos lo que tienes que hacer para mejorar la autoestima en tus niños pequeños.

Los niños pequeños y la autoestima

  1. No pierdas de vista el amor: Este es un bello sentimiento que todos necesitamos, algunos un poco más que otros, pero no existen excepciones, siempre buscamos un amor, en los niños pequeños el amor es bien necesario y es algo que le incrementa su autoestima, razón por la que los padres necesitan dar mucho amor a sus niños, debes aprender a aceptar a tus pequeños con sus virtudes y errores. Muestras de cariño, tus niños pequeños necesitan de tus abrazos, besos y elogios, expresa el amor que sientes por ellos y ya verás que tendrás niños seguros de sí mismos, amor para ellos y para los demás.
  2. Atención completa: Recuerda que tu niño necesita de ti, posiblemente pase el mayor tiempo contigo y si el pequeño siempre te ve haciendo de todo, pero menos dedicando tu tiempo para él, no entenderá tu amor. Cuando le dedicas tiempo de calidad le estas diciendo que es lo más importante que tienes en la vida y el niño lo percibe, si te habla deja cualquier actividad que te encuentres haciendo y mientas te cuenta sus cosas míralo a los ojos y dale toda tu atención.
  3. Los limites hacen niños educados: Seguro que tu sueño es que tu niño sea muy educado, debes de saber que establecer límites para todo los hace ser niños educados, pero ten cuidado de no decir una cosa un día y al siguiente día cambiar de opinión, porque el pequeño debe entender que las reglas son necesarias, pero tienes que comenzar por respetarlas tú mismo. Las prohibiciones: Dices que nunca se puede comer en el cuarto, haz cumplir esta regla y no le permitas que coma en el cuarto y de igual forma con cualquier actividad que le prohíbas, necesitas ser firme.
  4. Arriesga a tu hijo: No seas de los padres que siempre les inculcan el miedo a los hijos, es mejor que los motives a probar cosas nuevas, por ejemplo: Si tu hijo no puede andar en bicicleta motívalo para que practique y déjalo que se caiga y se golpee un poco, no hay problema, sino por el contrario le estarías ayudando a levantarse de sus caídas y a saber que debe de seguir adelante.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.