Conforme el día va avanzando el calor puede ser mucho más intenso y eso hace que, si no tienes aire acondicionado, tengas que estar dependiendo de un ventilador o bien de duchas de agua fría para sentirte mucho mejor.

Pero, ¿sabes que hay muchas cosas que pueden ayudarte a mantener fresca tu casa sin que tengas que gastar mucho dinero? Te pueden ayudar estos tics a que el ventilador sea más efectivo, por ejemplo, o a que tu casa no se caliente demasiado.

Cierra ventanas, persianas y cortinas

Por la mañana, cuando amanece, es habitual que la casa esté fresca, incluso que tengas que taparte y todo porque hace frío. Pero conforme va pasando el tiempo el viento fresco se transforma en uno caliente y hay que tratar de que no entre. Para ello, lo mejor es cerrar las ventanas, las persianas y las cortinas antes de que empiece el calor dejando solo aquellas donde no de el sol (pero sabiendo que has de cerrarlas en cuanto empiece a dar). Eso hará que no pueda entrar tan fácilmente el calor y así evitarás problemas.

Aunque te pueda parecer que no, hay una gran diferencia entre hacerlo o no y se nota bastante. Así que siempre puedes hacer la prueba para saber si notas algo.

El ventilador

Si pones el ventilador en una habitación, ¿para qué dejarla abierta? Cierra la puerta y deja que el ventilador refresque la zona pero, si la dejas abierta, lo único que vas a conseguir es que éste no llegue a enfriar del todo toda la habitación. Así que, en la medida de lo posible, ponte con la puerta cerrada o al menos entornada lo más posible.

Abre las ventanas

Cuando el calor o el sol se vaya de una parte de la casa, o cuando esté anocheciendo, abre las ventanas para dejar entrar el aire fresco. Es posible que entre calor, sí, pero ya dependerá de si es soportable o no para seguir cerrados. En general por la noche la corriente que puede entrar puede ser algo fresca y apetecible.

Si ves que no puedes aguantar puedes utilizar algunos instrumentos caseros como unos ladrillos en un barreño con agua que sirven como un aire acondicionado porque, en una habitación cerrada, refrescarán bastante bien la zona y lo notarás. Además, puedes dejarlo sin problemas durante horas porque no te dañará la salud ni te vas a resfriar.

Si haces estos trucos desde primera hora de la mañana tu casa se notará más fresca y así podrás soportar mucho mejor el calor. Si ese día hace viento fresco puedes dejar abiertas las habitaciones donde no de el sol para que te entre frescor en tu casa y disfrutes del mismo.

Cubo de agua

Dejar un cubo de agua fresca en las habitaciones también ayudará en la humedad de las mismas porque las mantendrá más frías (eso si colocas agua fría, con el tiempo se irá calentando).

¿Conoces tú algunos trucos más para mantener tu casa fresca?

Autor: Revista Feminity.