Eleva el portal

Si quieres que el portal o una casita sea lo que más destaca en todo el belén, puedes elevarlo con latas de conservas. Para que no se vean puedes forrarlas con papel de aluminio y luego rodearlas con musgo o pintarlas con acuarela en un tono marrón oscuro, que imite al corcho.

Las mil formas de hacer el río

La más sencilla, recortar papel de regalo color azul en forma de ‘S’ para que imite el cauce de un río. Alrededor puedes poner piedras y hasta hacer un círculo que simule un lago. En las tiendas también encontrarás imitaciones de río y regalos. Si tienes más maña puedes serrar una lámina de madera fina también en forma de ‘S’ y a continuación primero pintarla de blanco y después de azul, dejando que se vean algunos trozos de blanca que simula en caudal. Y si ya eres muy mañoso, puedes crear uno con tela asfáltica. Búscala en los centros de bricolaje. Hay que recortar la figura que desees y luego doblar los bordes hacia arriba para poder echar agua de verdad y que no se caiga. También hay motorcillos que hacen que el agua fluya. Si compras uno de estos deberás canalizar el agua al final en un tubo y poner un cubo debajo.

Camino con pan rallado

Si haces el portal elevado deberás crear también una pequeña cuesta. Pon en fila latas de distintas alturas, para que imiten un camino, y cúbrelas con cartulina. A continuación, echa serrín o en su defecto, pan rallado. Lleva el camino a lo largo del portal y decora los bordes con musgo o piedras. Para que no se caiga el serrín pueden esparcir un poco de pegamento por la cartulina.

Corcho en el portal

Si tienes un portal ya con una casita puedes utilizar el corcho para ponerlo en los bordes y así simular una roca. En los huecos pon cintas de navidad o rellénalos con musgo.

Velas o luces

Cuando se acerca la navidad las velas son protagonistas de muchos escaparates porque son un motivo más de decoración. Puedes buscas las que imitan flores de pascua o hasta figuras del belén. Si tienes las que son flores las puedes colocar a lo largo del camino. Puedes encender las velitas que hayas puesto o puedes comprar luces específicas para el portal que simulan luz en las casas. Si tienes cerca un enchufe, perfecto. Si no, no te preocupes porque puedes unir las luces a una petaca de pilas que venden en cualquier tienda donde hay objetos navideños. 6 El ángel, en lo más alto. Para conseguir que el ángel esté sobre el portal puedes probar a pegarlo a un trozo de alambre y clavarlo sobre el tejado. Pinta el alambre con pintura azul. También puedes pegarlo a un palo de madera o de plástico y apoyarlo justo detrás.