No hay nada que produzca más satisfacción que decir que has hecho las cosas con tus propias manos y mucho más cuando llevas algo que te hace ver bien puesto, por ejemplo una hermosa pulsera; te enseñaremos, ser estas increíbles pulseras con hilo encerado y que tienen una maravillosa figura en espiral de colores, para que seas de las pocas personas que anda por el mundo y puede decir que fabricó sus propios accesorios y no los compro.

De hecho, también cabe la probabilidad de que seas alguien que siempre ha querido emprender un negocio y esta podría ser la oportunidad perfecta para que encuentres algo que comercializar, recuerda que verse bien es algo que todo el mundo quiere hacer siempre y por consiguiente están dispuestos a pagar por ello, así que si te dedicas a fabricar este tipo de pulseras para venderlas, seguro tendrás un ingreso extra que poco a poco puede ir creciendo y luego convertirse en un negocio grande del que puedas subsistir.

Independientemente de para que desees aprender, nosotros te mostraremos cómo hacerlo y lo primero que tienes que hacer es tomar nota de los materiales:

  • lo primero que necesitas es una regla, lo más larga que puedas
  • para cortar, por supuesto necesitaremos una tijera
  • para la pulsera que en esta ocasión diseñaremos, necesitas tener cuatro colores diferentes de hilo encerado, los que tu prefieras, aunque para este ejemplo diremos que usaremos verde, amarillo, rojo y negro
  • necesitaremos también un encendedor, que puede ser sustituido por fósforos en todo caso
  • por último, pero definitivamente no menos importante, un gancho para papeles o uno para colgar ropa en el tendedero

Ahora que ya tenemos los materiales listos para trabajar, es hora de que comencemos con el procedimiento; recuerda que tienes que seguirlo totalmente al pie de la letra para asegurar que crearás una hermosa pulsera:

  • primero corta 150 centímetros de cada uno de los cuatro hilos, seguro te parece demasiado para una pulsera que estará en la muñeca, pero sigue las instrucciones
  • el siguiente paso es tomar los hilos y ponerlos juntos, todos a la misma altura para luego doblarlos por la mitad y cuando ya estén doblados, as un nudo justo antes del centro, de modo que te quede un agujero en el inicio y como cola, ocho y los de cuatro diferentes colores
  • ahora tienes que colocar el gancho sobre una base, puede ser una tabla o un cartón y engancha el agujero que haces como base de los hilos con el gancho, para que no se mueva mientras empezamos a trenzar la pulsera
  • a continuación tenemos que separar los hilos de dos en dos por color, en este caso pondremos los dos amarillos, dos verdes, dos rojos y dos negros separados en ese orden

La siguiente parte del proceso es empezar a trenzar los hilos para lograr el estilo con diagonales que buscamos en esta pulsera, con mucha atención, porque aunque no es nada complicado si tiene un poco de concentración, así que vamos a empezar:

  • tomarás como fuente de inicio uno de todos los hilos, obviamente tiene que ser el de la izquierda y en este caso sería el primer hilo amarillo, lo que tenemos que hacer es tomarlo y hacer dos nudos con todos los hilos uno a la vez, sin intercalar color, es decir de la siguiente manera: hace dos nudos entre el cordón base, que es el primer amarillo y el segundo amarillo, tienen que llegar hasta la parte más alta y estar bien apretados; luego toma el mismo cordón que tomaste como base y has dos nudos con el primero del siguiente color, el verde, luego con el segundo verde y así sucesivamente hasta terminar en dos nudos con el hilo negro y este hilo que usaste es como base quedará al final de la línea.
  • Ahora volverás a ser el mismo proceso, pero con el que te quedó como primer hilo, el cual sería el segundo amarillo, a las dos nudos con ese segundo amarillo y el primer verde, con el segundo verde, y así sucesivamente harás los mismos pasos con absolutamente todos los nudos, incluyendo el último hilo negro, el cual también tiene que ser intercalado con todos los que están antes de él.

Como habrás podido darte cuenta, es un trabajo bastante extenuante, pero ahora que lo has terminado, seguramente te encanta ver lo que lograste hacer, es fantástico haber hecho una pulsera con tus propias manos; vamos a ir a los pasos finales para que quede completamente terminada esta maravillosa pulsera:

  • los hilos que sobraron seguramente no son del mismo tamaño y deben ser más de lo que deseas para amarrar la pulsera, así que corta el excedente de hilos, de manera que todos queden del mismo tamaño y que sea lo suficientemente largo como para hacer un nudo
  • ahora, con el encendedor, quema las puntas de los hilos, para que no se vayan a deshacer con el uso, pero tienes que tener cuidado de que no se prendan en fuego y se estropee la pulsera
  • el siguiente paso es hacer un nudo común y corriente para sellar la pulsera y el excedente será lo que utilizarás para amarrar la pulsera en el agujero que al inicio de todo dejamos

Listo, tienes en tus manos una hermosa pulsera que hiciste esto mismo y que podrás ofrecerle a todos tus amigos, ya sea para venderla o para sencillamente alardear porque sabes fabricar estas bellezas.

Recuerda que si planeas hacerlo como negocio, entonces lo mejor es que practiques constantemente, para tomar mejor práctica, a ser cada vez más lindas las pulseras y por supuesto probar diferentes colores y estilos que podrás aprender también; solo ten un poco de paciencia y verás que valdrá la pena todo el dinero que puedes conseguir por pulseras hechas con materiales realmente baratos, pues de todos los carrizos de hilo que tienes, saldrán una cantidad grande de pulseras que sin lugar a dudas te harán ganar mucho más de lo que estás.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.