Nuestros antepasados tenían sus propias fórmulas para hacer casi todo lo que utilizaban, las abuelitas tenían su manera propia de preparar los jabones, ya sea para el aseo personal, para lavar ropa o trastos, esto con el pasar de los años ha ido cambiando, pero no hay nada más bonito y práctico que aprender a cómo hacer jabón líquido para la lavadora. A continuación daremos a conocer cada uno de los ingredientes que necesitarás y las instrucciones de preparación.

Ingredientes a utilizar

  1. Sosa caustica
  2. El jabón líquido que utilizas normalmente
  3. Bicarbonato
  4. Suavizante de tela
  5. Agua
  6. Un removedor
  7. Un deposito plástico grande
  8. Aceite usado, deberás colarlo para evitar restos de alimentos

Pasos a seguir para cómo hacer jabón líquido para la lavadora

Lo primero que debes considerar es que necesitas tener todos los ingredientes anteriores a la mano, como si estuvieras preparando una receta de comida, con todos los pasos a seguir, dicho esto, pasamos a lo siguiente: En el depósito plástico deposita la cantidad de agua que utilizarás, la cantidad la eliges tú según la cantidad de jabón que desees.

Agrega la soda caustica al agua, remueve hasta disolverla completamente, déjala reposar un momento, esta preparación la deberás hacer al aire libre para prevenir cualquier accidente de intoxicación.

Toma el aceite, agrégalo lentamente y la clave consiste en no dejar de mezclar, luego de esto deberás agregar el jabón líquido continuar mezclando todos los ingredientes, agregar lentamente el bicarbonato sin dejar de remover, agrega el suavizante y continúa removiendo, podrás observar una capa espumosa, esto te dará la pauta que la mezcla ha sido todo un éxito, para mayor seguridad de la mezcla puedes utilizar un accesorio para el taladro.

Solo nos queda esperar 24 horas para ver la consistencia de la mezcla, tú lo puedes hacer según como gustes, pasadas las horas deber observarlo y remueve nuevamente para ver la consistencia, si lo deseas más líquido puedes agregarle un poco más de agua, pero es cuestión de preferencias.

Después de dos días observaras una mezcla más espesa, es aquí donde puedes agregarle más agua, y continuar removiendo con el batidor, pasadas seis horas, deberás observar y si ves que la mezcla continua cuajando, agrega nuevamente tres litros de agua, y así puedes pasar durante muchos días, se recomienda no utilizarlo hasta después de un mes de elaborado.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.