Si estáis a punto de caseros y ya no tenéis presupuesto para las invitaciones de boda, no os alarméis. Quizás esto es una de los preparativos más costosos económicamente a parte del convite y de los trajes de los novios. Sin embargo, hay soluciones muy originales ante estos casos y una idea con la que todos los invitados recordarán vuestra boda será con las invitaciones de boda caseras.

Hay muchas ideas originales y creativas a la hora de decir a vuestros familiares que os casáis y de comunicarles la fecha, la hora y el lugar. Sólo os hace falta un ordenador para poder diseñarlas y a veces ni siquiera eso.

Una idea muy original, compra tantos abanicos como invitados tengas. En las tiendas al por mayor resultan bastante económicos y seguro que  tienes alguien cercano que te puede dejar su licencia para comprar en estas tiendas. Ahora sólo tienes que buscar a alguien con una buena  tipografía y escribir el texto.

El dibujo es tan sencillo como buscar uno en internet que os guste de una pareja de recién casados e imprimirlo. En cualquier papelería os  venderán papel de calco que se coloca sobre el abanico, sobre el papel de calco debéis poner la imagen impresa y seguir el trazo para que se  quede plasmado en el abanico. Después colorea a tu gusto.

Diviértete con estas originales y caseras invitaciones de boda, eso sí, más vale que sean pocos invitados!

Otra invitación de boda igual de casera es la que os explicamos a continuación. Te hará falta papel reciclado grueso que venden en papelerías o centros comerciales grandes, papel de repostería o manteles, cinta de lazo y cordel que puedes encontrar en las tiendas de todo a 100.

invitaciones caseras

Redacta e imprime el texto en este papel especial y recorta con el tamaño que más te guste. Ten en cuenta que tienes que multiplicar su  tamaño por dos para poder doblarlo por la mitad para que se cierre y quede estilo libro.

Después pega en un lateral la cinta que utilizamos normalmente para hacer lazos y colocamos en los regalos.

A continuación, uno de los papeles que se colocan en los platos cuando se sirve el postre, dóblalo y engánchalo en uno de los lados del  papel.

Después para que todo quede bien sujeto, rodea la invitación haciendo un lazo con el cordel. Ya tenéis lista otra original invitación de boda  casera!

Estas son sólo algunas ideas pero pon a trabajar tu cabeza y seguro que se te ocurren muchas más propuestas, y recuerda que lo importante es como lo presentes.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.