Los padres somos los responsable de criar niños mentirosos o de corregir sus mentiras, muchas veces las cosas que parecen gracia para los padres se vuelven una mala costumbre de mentir a nuestro pequeños, algo que no es conveniente para el niño y para nosotros como padres, debemos predicar con el ejemplo y saber lo que tenemos que hacer, por eso hemos creado un artículo que te ayudará a enseñar a tu hijo a no mentir.

Puede ser que consideres que se trata de mentiras de niños con una gran inocencia, sin duda es así, pero mentir se les puede hacer todo un hábito normal de sus vidas, con lo que llegaran a adultos y seguirán practicando las mentiras, es algo que no quieres para tus hijos sigue leyendo.

Pasos para tener hijos que practiquen la sinceridad y no las mentiras

  1. No te olvides que tu pequeños son tu reflejo: Muchos olvidamos que ellos lo escuchan todo y cuando mentimos frente a ellos rápidamente se dan cuenta que hemos mentido, así que piensan que las mentiras son normales y cuando menos lo esperemos las estarán practicando. Es de suma importancia que siempre hablemos con la verdad, ellos miran nuestro ejemplo y lo siguen. Intenta que en tu hogar nadie practique las mentiras y de esta manera los niños pequeños nunca las practicarán y siempre hablarán la verdad, hacer esto les evitara grandes problemas en el futuro.
  2. Explica a tu hijo que mentir no es lo mejor: No salgas del problema simplemente con decirle “No tienes que decir mentiras” es probable que los más pequeños no lo entiendan bien y tienes que buscar una forma más sencillo de explicarlo, debes decirle al niño que mentir no es saludable, porque cuando la gente descubra que es un mentiroso nadie confiara en él, si dices mentiras es bien seguro que harás daño a tu familia.
  3. Mentir no solucionará tu problema: El niño debe de saber que si perdió o regalo un juguete a pesar de todo tiene que decir la verdad.
  4. Siempre hay otra salida: El niño tiene que saber que siempre existe una salida mejor que comenzar a mentir, por tal razón nunca deberá de practicar la mentira, tiene que reconocer sus errores y pedir disculpas, pero todo esto somos los padres los responsables de enseñarlo a los niños, cuanto antes comiences será mejor.
  5. Cuando tu niño diga una mentira analiza sus razones: En muchas ocasiones los niños prefieren mentir debido a que tiene mucho miedo al castigo y reproche de sus padres o de los adultos que los cuidan, por eso es necesario hacer un análisis sobre las razones que el niño pueda tener y comenzar a darle más confianza para que se acostumbre a decir siempre la verdad.
  6. No celebres sus mentiras: En ocasiones los padres caen en el error de aplaudir las gracias de sus niños y en cuenta las mentiras, ellos pueden creer que todo está bien y que no hay ningún problema en mentir.
Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.