Antes de comprar una barbacoa para el hogar, debemos plantearnos una serie de cuestiones que evitarán una elección equivocada a la que no podamos sacarle partido. En primer lugar, debemos tener en cuenta la funcionalidad de la misma, el uso que le vamos a dar.

Si sólamente la vamos a utilizar de forma ocasional quizá nos convenga optar por algo más económico, mientras que si tenemos pensado un uso frecuente, es recomendable fijarse más en la calidad de los materiales y escoger una barbacoa que pueda tener mayor vida útil. Hemos de tener también en cuenta el lugar en el que la vamos a colocar, adaptando nuestra compra al espacio disponible.

Tendremos en cuenta si se trata de una barbacoa para el exterior o por el contrario, la vamos a ubicar en un espacio amplio, pero cerrado. Nos fijaremos también en el material de que están hechas, siendo el principal el ladrillo refractario. Dependiendo del espacio del que dispongamos quizá queramos añadir accesorios a la barbacoa, que mejorarán y facilitarán el uso de la misma: un set de utensilios, puertas y tapas, etc.

Por último, debemos pensar si preferimos una barbacoa de gas o una de leña. Las barbacoas de gas nos aportan mayor flexibilidad que las segundas, pero es cierto que las barbacoas de leña o de carbón otorgan a los alimentos un sabor característico que no tiene comparación.

Autor: Revista Feminity.