Muchos españoles detectan que no pueden leer bien y enseguida acuden al médico, pero esto es mucho más complicado en el caso de los niños ya que es difícil de detectar. Entre el 5 y el 8% de los niños escolarizados sufren un trastorno conocido como la dislexia. Los primero en notar que el niños no rinde al 100% son los maestros y por tanto los que deben informar a los padres.

La lectura de estos pequeños, sobre todo de primaria y secunda, es mucho más lenta porque tienen dificultades para reconocer las palabras y porque se loes descodifican las letras. Se trata de un trastorno que se puede corregir fácilmente pero que si no se detecta y hace a tiempo puede desencadenar problemas emocionales y el fracaso escolar.

“Diferentes investigaciones muestran una alta correlación entre los niños con problemas de lectura y el fracaso escolar, las cifras varían entre el 55 y el 80 % dependiendo de los criterios del estudio y del país donde se han hecho”, apunta el experto Llorenç Andreu Barrachina.

 

dislexia

 

 

Algunos de los síntomas que presenta este trastorno y que puede resultar de ayuda para detectar a los niños disléxicos son los siguientes:

1. Invierte los números, letras y palabras.

2. Dificultad a la hora de relacionar las letras y sonidos.

3. Confunde las palabras se se parecen fonéticamente.

4. La comprensión lectora es pobre.

5. Retraso para memorizar los números, colores, formas abecedario o días de la semana.

6. Aumento de la impulsividad y actividad.

Este trastorno tiene cura si se trata con estrategias compensatorias, con entonación, ortografía y ejercicios que mejoren la velocidad lectora así como la conciencia fonológica.

Autor: Amparo.