A veces pensamos que no necesitamos comprar un pollo entero, a algunas personas les gustan solo ciertas partes del pollo, por lo tanto en raras ocasiones compran un pollo entero; sin embargo, para esas recetas especiales que se pasan por nuestra mente puede que un día lo lleguemos a necesitar, por ello te vamos a decir como deshuesar un pollo y trataremos de explicártelo paso a paso para que tomes los apuntes necesarios.

Cosas que vamos a necesitar:

  1. Un cuchillo afilado
  2. Una tabla para picar
  3. Un recipiente
  4. Un espacio que sea cómodo

Instrucciones para trocear un pollo

El primer paso que debes de dar es colocar el pollo sobre su espalda en la tabla de picar y luego toma el cuchillo con el cual debes de abrir su pecho partiendo de arriba hacia abajo, cuando ya tengas abierto el pollo en dos partes debes de ir separando poco a poco los huesos para tomar ambas pechugas enteras.

El secreto para deshuesar un pollo esta en buscar el hueso de cada una de las partes y esto lo tienes que hacer siempre cuando vayas desprendiendo todas sus partes, en el caso de la pechuga buscas sus articulaciones y las desprendes del resto del pollo y ya tendrás las dos pechugas.

Siempre buscando el hueso desprendemos las alas de las pechugas, luego nos vamos a los muslos y hacemos el mismo procedimiento, retiramos las piernas y luego la otra parte que va unida a las piernas. Cuando esto sucede solo queda el caparazón del pollo y todo ha sido cortado en partes.

Algunas personas utilizan solo la cantidad que necesitan y guardan en el refrigerador las demás partes del pollo que serán utilizadas en los días siguientes, así se aprovecha hacer varias comidas.

Otra forma de deshuesar un pollo

Si lo que quieres es hacer un pollo relleno para tu familia el deshuesado es diferente. Mira lo que tienes que hacer

  • Colocas al pollo sobre su pecho y haces una abertura de arriba hacia abajo al lado de su espalda.
  • Busca separar todo lo más que puedas toda la piel dejando claramente y grande una abertura.
  • Retiramos todo el hueso que se une a la espalda para que tengamos el paso libre de poder levantar un poco las pechugas.
  • Cortamos el hueso que se une a las alas sin retirarlas de las pechugas
  • Busca las articulaciones de los muslos y haz cortes hasta que te quede completamente abierto, siempre sin retirar sus piernas.
  • Lo último que tenemos que hacer es preparar el relleno de nuestra preferencia, no sin antes haber sazonado el pollo.

Recuerda que para lograr deshuesar un pollo con mucho éxito es no separar la carne de la piel, la piel nos ayuda para manipular el pollo, utiliza tus dedos y busca todos los huesos que necesitas cortar, la carne tiene que haber sido separada de todos los huesos del pollo, luego solo te queda preparar el pollo según tu gusto.