Unas cejas bien depiladas pueden cambiar la forma de tu mirada, así que te recomendamos mantener esta zona de la cara siempre aseada y bien depilada. Para depilarse las cejas o arreglarlas es importante hacerlo con cuidado, pues los pelos de esta zona pueden no volver a crecer y unas cejas mal depiladas podrían estropear un bonito rostro.

Antes de depilar las cejas es importante que estén bien peinadas. El segundo paso a realizar es recortar los pelos sobrantes que son demasiado largos. Para ello hay que peinar las cejas primero para arriba y luego hacia abajo y así ver cuáles son los pelos sobrantes. Lo mejor es utilizar un tijera pequeña que te dará seguridad y precisión.

Cómo depilarse las cejas

Ahora ya podemos comenzar a depilar las cejas. Para saber dónde comienzan las cejas colocamos un lápiz en los dos lados de la nariz en paralelo. Los pelos que queden del lápiz hacia dentro (entrecejo) tendrás que quitarlos con las pinzas. Ahora coloca el lápiz sobre la aleta de la nariz pasando por el vértice exterior del ojo. El punto donde el lápiz toque con la ceja te marcará el final de ella y los pelos sobrantes tendrás que quitarlos.

Para saber cuál es el punto más alto de la ceja simplemente tienes que poner el lápiz en la aleta de la nariz y señalar una línea que coincida con el extremo externo del iris y la ceja. Tras este punto la ceja ya comienza a arquearse hacia abajo. Te recomendamos que utilices un lápiz de maquillaje para marcar estos puntos.

Autor: Amparo.