Hoy es posible elegir entre estilos decorativos muy diferentes: vintage, minimalismo, estilo nórdico o el moderno Navy son solo algunos de ellos, pero quizás los más destacados en este momento. ¿Quieres saber en qué consisten? Te damos las pautas para que puedas elegir entre todos ellos y conseguir un dormitorio original y diferente. Por cierto, no olvides que la fusión también es tendencia, así que no te limites y combina estos estilos como más te guste para lograr plasmar tu personalidad.

El estilo vintage

Hace referencia a las modas del pasado, cuanto más se retroceda en el siglo pasado, más auténtico quedará este estilo. Cama con cabecero de hierro forjado y mosquitera o incluso un dosel si las dimensiones de tu cuarto lo permiten, armario y mesilla en madera y estilo clásico, incluso pueden ser pintados para darles un aspecto envejecido y una ropa de cama basada en colchas patchwork o en encajes son las claves para conseguir que tu dormitorio sea un pequeño y delicioso viaje en el tiempo.

Habitacion, Vintage

VViktor / Pixabay

El minimalismo

Aunque puede parecer un estilo fácil de conseguir, lo cierto es que es todo lo contrario. El minimalismo más extremo no solo es complicado, sino que es poco útil para la vida diaria. Por eso recomendamos una pequeña aproximación. Para este estilo destacan los muebles de madera natural, incluso con un acabado rústico y sin barnizar. Las líneas muy rectas y básicas y la ropa de cama en tejidos naturales y con tonos en beige o color tierra.

Los suelos de madera son también típicos de este estilo, así como las paredes recubiertas por este material ya sea total o parcialmente.

Estilo nórdico

Se trata también de un estilo muy sencillo y funcional. Los colores blancos destacan sobre el resto y también se utilizan materiales naturales. La madera pintada de blanco es la preferida para la cama, las mesillas y el armario de líneas rectas y simples. Lo funcional es también lo que prima en la ropa de cama, por lo que los rellenos nórdicos con sus fundas son una de las opciones predilectas en este estilo. Aunque en España es conocido como el estilo Ikea, lo cierto es que la tendencia nórdica va más allá de lo que esta firma ofrece, aunque por supuesto se consigue muy bien con los muebles de esta cadena.

Estilo Navy

Una de las tendencias más divertidas, trata de imitar los colores marineros e incluso el aspecto de un camarote de un barco. Los tonos azul y blanco combinados en listas son una de sus señas de identidad y las camas clásicas, con cabeceros con barrotes de hierro le darán un aire retro pero sin caer en lo que es el estilo vintage.

Los detalles decorativos estarán siempre relacionados con el mar, desde los cuadros con paisajes marítimos hasta divertidos detalles como un adorno de red en el cabecero de la cama o incluso un timón en la pared. Es perfecto para una vivienda de verano.