El calor o los decapantes químicos pueden utilizarse para desprender pintura vieja. El calor es el sistema más económico para decapar superficies grandes, pero es fácil chamuscar una superficie si el soplete no se emplea correctamente.

Como decapar un mueble

Se dirige una pistola de aire caliente hacia la zona a decapar y a los pocos segundos, la pintura se ablanda y se levanta, de forma que puede retirarse fácilmente con una rasqueta. Los decapantes químicos son más apropiados para cualquier tipo de superficie, incluso moldurada.

Como decapar

Deben aplicarse en gruesas capas, dejándolas reposar durante varias horas para que actúen sobre las distintas capas de pintura. A veces hay que ayudarse de la lana de acero para conseguir levantar de las ranuras e intersticios e incluso, del aguarrás.

Los decapantes son productos muy agresivos, por lo que es imprescindible aplicarlos con guantes y mantenerlos siempre fuera del alcance de los niños.