¿Quieres darle vida al biquini perfecto? ¿Atraer las miradas porque das vida al jean más deseado? ¿Dejar a los pies de los caballos el multimillonario seguro de glúteos de Beyoncé?  Ahora puedes.

Tener un trasero perfecto es el sueño de cualquier mujer y no solo tenerlo, sino conservarlo¡¡ un culete firme, sin celulitis y preparado para plantarle cara a esos biquinis brasileños que tanto se llevan está al alcance de cualquiera que quiera aliarse con un poco de rutina deportiva, dieta saludable y constancia. ¿Preparadas para aprender cómo conseguir unos glúteos perfectos?

gluetos 2

En esta tarea de lucir la mejor retaguardia de la playa para hacer envidiados belfies nada mejor que prestar atención a una serie de trucos y recomendaciones, que te harán ver el deporte de glúteos como tu mejor amigo.

Agua, proteínas e infusiones: Para empezar bebe mucha agua, ayudarás a eliminar toxinas y celulitis, y recurre a una dieta rica en proteínas(carnes y pescados a la plancha, hortalizas de hoja verde, leche, granos, quinoa, garbanzos…), porque ayudarás al músculo a mantenerse firme, siempre bajo la supervisión de un especialista. Las infusiones detox de las que ya hemos hablado en otro post también son muy desengrasantes y ayudan a tu cuerpo a eliminar todo lo que acaba acumulándose en tus caderas y nalgas.

gluteos 1

Aprovecha tu estancia en la playa o piscina para endurecer tus glúteos:  camina por el agua, o nada un rato todos los días; la natación es el deporte que mejor tonifica el culete. Caminar por la playa también ayuda puesto que la resistencia que hacemos al andar por la arena (mejor si lo hacemos en modo rápido), también es una buena técnica.

‘El gato’: Colócate a gatas, y sube con firmeza una pierna hacia arriba como si quisieras tocar el techo, primero una pierna y luego otra, siempre que queden por encima de tu cabeza, en sesiones de diez y ves aumentando poco a poco.

Las sentadillas, de toda la vida: este ejercicio es quizá uno de los más eficaces y fáciles de hacer. La dedicación y el tiempo que tenemos que invertir es mínimo en comparación con los resultados. Es tan fácil como tomar una posición con los pies separados en línea con los hombros, y comienza a bajar doblando las rodillas hasta llegar a la posición de cuclillas siempre con la espalda recta. ¿Fácil eh?

Hay numerosas páginas y tablas de ejercicio para recuperar la figura retaguardia de la mano de las sentadillas y que incluso te preparan para hacerlo en solo 30 días.

gluteos 4

Zancadas: si las sentadillas son fáciles, las zancadas primas hermanas. Tan solo tienes que dar un paso hacia adelante intentando que el muslo quede en paralelo al suelo, mientras la otra pierna queda estirada en diagonal. Mantén recto el torso y la cabeza. Vuelve al sitio y repite con la otra pierna. Cuidad que después de estos ejercicios puedes tener algunas agujetas. Poco a poco.

Subir escaleras: Es una de las técnicas más utilizadas. Ahora muchos centros deportivos o de belleza lo han rebautizado con diferentes nombres como step, step-ups…para darle más empaque a eso de subir escalones como hemos hecho toda la vida. Lo cierto es que en este movimiento ejercitas muchos de los músculos que van a plantar batalla a la flacidez de tu culete.

La silla: Ponte de pie, con las manos colocadas en el respaldo de una silla y con la espalda recta, eleva una pierna hacia atrás hasta sentir que el glúteo se tensa. Devuelvela a su lugar y repite con la otra pierna.

Carbohidratos: Los carbohidratos son una fuente de energía rápida durante el ejercicio, pero si no quemas lo suficiente el cuerpo tiende a convertirlos en grasa y los almacena en esas zonas que tan poco nos gusta: cadera, glúteos y barriga. Los carbohidratos simples como el pan blanco, los alimentos con azúcar refinada o las pastas blancas ofrecen poco valor nutricional. La energía no usada de estos alimentos suele depositarse en forma de grasa en el abdomen, cola y caderas, según el libro “Weight Loss 101” (Pérdida de peso 101).

Come verdura de hoja verde y mucha fruta

Huevos, cereales integrales y té verde: ¿Por qué? Porque posee proteínas de gran calidad, lo que favorece la formación de tejido muscular. El te verde es una de las infusiones más recomendadas para eliminar toxinas presente y para aumentar el metabolismo lo que nos ayuda a quemar grasas. No olvides tomar dos tazas diarias durante tu ‘operación trasero’.

Con estas indicaciones, seguidas por un especialista, y constancia podrás lucir un trasero envidiable, sentirse poderosa por detrás y por delante, y mirar sin recelo las fotos de las celebritys que se pasan la vida comiendo algas y metidas en el gym. Ahora ya sabes cómo conseguir unos glúteos perfecto.

Autor: Revista Feminity.