Para explicar cómo conseguir un mejor trabajo, primero tenemos que definir lo que para nosotros es un mejor empleo. Esto desde luego depende de la visión de cada persona, sus necesidades y sus gustos. Sin embargo, intentaremos mantener un tono neutral que aplique a muchos casos, así como varios escenarios posibles. Comencemos entonces primeramente por definir lo que es un buen empleo, un mal trabajo y cómo obtener uno que mejor se adapte a nosotros.

 

Un buen empleo

 

Para nosotros, un buen trabajo es aquel que nos proporciona algunos lineamientos básicos. Esto está basado en las obras de Maslow, quien nos ofrece la famosa pirámide de necesidades de Maslow. Interpretarla es muy sencillo, son las necesidades las que mueven a las personas en el ámbito social (o laboral en este caso) y se construye en peldaños. No se puede escalar a un peldaño superior sin haber construido el inferior, ni si éste tiene huecos ya que no se podrá sostener nada que se le ponga por encima. La pirámide de Maslow dice más o menos lo siguiente:

 

AUTOREALIZACIÓN

ESTIMA Y AFECTO

NECESIDADES SOCIALES

NECESIDADES SOBRE SEGURIDAD

NECESIDADES FISIOLÓGICAS O BÁSICAS

 

Maslow explicaba en su modelo que las personas van construyendo y satisfaciendo sus necesidades de forma escalonada y progresiva, es decir, no se tiene acceso a los peldaños superiores hasta que se cubren los inferiores. La meta es siempre llegar hasta el último peldaño y se producen diversos inconvenientes cuando nos estancamos en uno de los peldaños, ya sea que lo tengamos cubierto o no.

Autor: Mara.