Cuando es la época de pintar, normalmente en otoño o en primavera, una de las preguntas que te puedes hacer es acerca de qué colores van a ser los mejores para tu casa. Teniendo en cuenta de que existe una amplia tonalidad en colores que se pueden encontrar en el mercado siempre hay algunos más apropiados que otros para decorar las habitaciones.

También depende mucho de si quieres estar de acuerdo con la filosofía del Feng Shui o no te importa eso pues esa decisión influirá mucho en el color que escojas en cada habitación. De modo general los colores se pueden clasificar en colores cálidos, colores fríos y colores neutros. Los colores cálidos son colores de una tonalidad fuerte como es el rojo, el amarillo, el naranja,… estos colores suelen ser adecuados para mostrar un ambiente acogedor en el lugar y de hecho son perfectos para zonas como por ejemplo el salón, donde pasamos más horas y también donde las visitas suelen estar el tiempo que permanecen en nuestra casa. El color rojo se ha puesto de moda para las habitaciones principales, las matrimoniales porque a parte de servir de acogimiento también da una tonalidad de sensualidad en el interior de la habitación.

En cuanto al amarillo puedes utilizarlo en habitaciones que tengan poca luz de la que el propio amarillo resaltará y brillara con la luz que tenga de la iluminación. Los colores fríos son colores como el azul, verde, violeta,…; son colores que simbolizan a la naturaleza y tienen un efecto relajante por ello se utilizan en muchas habitaciones. El verde en concreto se suele utilizar para la habitación de estudio porque suele relajar y a la vez desarrollar la mente (el azul también a pero su relajación suele ser más para dormir). Por último los colores neutros son el blanco, el negro y el gris. Se suelen combinar para pintar algunas habitaciones aunque no se suelen utilizar mucho en las casas habituales.

Autor: Revista Feminity.