Una de las empresas familiares más antiguas del mundo con más de 450 años de historia es Codorníu, marca líder del sector del cava en España. Por primera vez es un salga historia Codorníu ha decidido lanzar una campaña de publicidad global para su nueva estrategia de comunicación internacional. Se trata de un conjunto de piezas publicitaras que reivindican los valores de la marca y sus orígenes porque como el título de su campaña dice “no somos champagne, somos Codorníu, desde 1551”.

Para la realización de esta campaña han elegido han dos embajadores de altura, Miriam Ponsa (diseñadora de moda y ganadora de la pasada edición de la 080) y Jordi Cruz (chef tres estrellas Michelín). Los embajadores junto con el lema de la marca reforzarán la personalidad de Codorníu cercana, innovadora y pionera del cava, de caldos de calidad equiparables a los mejores espumosos.

La campaña se compone de tres piezas principales con un mismo concepto. La pieza central quiere potenciar y recuperar el rol de Codorníu como bebida social y refrescante de la zona del Mediterráneo. Además trasmite en ella todos los valores que han acompañado a la firma en sus 500 años de historia. Las otras dos piezas son Anna y Cuaveé 1872 ligada a los territorio y valores de las marcas. Con esta campaña Codorníu pretende reivindicar sus diferencias con el champagne basadas en su origen, su tierra y su calidad.

Esta nueva campaña recupera la emotividad de los anuncios de los años 70 y ha sido creada por el director creativo Toni Segarra.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.