Si te has decidido a decorar su casa de una manera más oriental, aplicando las características que debe tener un jardín zen al interior de tu casa entonces queremos ayudarte un poco ofreciendo una ayuda a la hora de decorar.

Lo primero tienes que buscar es armonía y equilibrio pero también se lleva el que en el lugar, en este caso tu casa, tenga un toque masculino.

salon zen

Decoración zen: el salón y el dormitorio

El salón tiene que ser pintado según el color que mejor le vaya para hacerlo más amplio de lo que en realidad es, aunque ya de por sí se ha amplío pero también has de buscar la calidez. Para eso uno de los mejores colores que puedes escoger es el beige. Como elementos decorativos no está mal colocar un jarrón de cristal o bien un cojín relleno de paja. Las paredes deben estar desnudas, es decir sin ningún cuadro pero también puedes colgar algunos que tengan un marco negro y motivos geométricos.

En cuanto al dormitorio allí se busca la tranquilidad y la pureza. En las paredes de color blanco sería imprescindible evitar poner un cabecero que forja sino más uno de madera con vetas que tengan un poco más de oscuridad. También el edredón y las sábanas han de ser a juego, blancos. En general lo único que destacaría sería el cabecero de la cama y algunas mesitas de noche y estanterías en el mismo color que el propio cabecero.

cocina zen

Decoración zen: en la cocina y el baño

Si en el dormitorio te hemos dicho que el blanco es el color predilecto, en la cocina la fornica blanca es la mejor elección. Los utensilios que usas más han de estar siempre a la vista o en lugares que sean fáciles de acceder ya que son habituales. Trata de que todo en la cocina sea de color blanco.

En cuanto al baño evita elementos de los que puedas prescindir y sustituye los azulejos por piedra.

Autor: Revista Feminity.