A la hora de decorar una habitación para tus hijos, para ti, o para invitados sabes que la cama va ser un elemento esencial a colocar en la misma pero hay muchos diseños y modelos de camas en el mercado pudiendo escoger la que mejor le vaya al estilo de tu casa o bien la que más te guste. De los muchos modelos de camas que hay, un modelo bastante moderno y que se está poniendo de moda son las camas colgantes.

Las camas colgantes se caracterizan por estar sujetas mediante cadenas o cuerdas al techo o bien también puedes encontrar camas colgantes sujetas a una pared solamente; serían como si colocarás un tablero fijándolo en la pared por un extremo quedando los otros tres completamente al aire y encima colocar el colchón. Las camas colgantes pueden parecer inestables al principio y, de hecho, es posible que te cueste conciliar el sueño los primeros días pero se suelen hacer lo bastante fuertes como para soportar el peso de una o varias personas que además se muevan bastante de tal forma que no habría que temerles.

Estas camas suelen ser más utilizadas en los niños que en los adultos aunque hay modelos para todas las edades. Tienen la ventaja de ocupar algo menos de espacio puesto que puedes colocar la cama a cualquier altura evitando tener una cama y un espacio cogido de ella en la habitación sin poder utilizarse. En este caso, al estar la cama elevada podrías colocar un mueble o un baúl debajo de ella y usar el espacio que queda de la cama.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Revista Feminity.