Es uno de mis cafés preferidos, aunque siempre que lo tomó acabó un poco piripí. Por lo que recomiendo tomarlo en casa.

Ingredientes:

4 cucharadas soperas de café molido
8 cucharaditas de azúcar
3/4 de litro de agua
200 gr. de nata montada
4 copitas de whisky

Preparación:

Preparar un café exprés largo. En 4 vasos previamente calentados, poner dos cucharadas de azúcar y el whisky.

Verter el café muy caliente y remover.
Colocar encima la nata montada, procurando que esté muy fría.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.