La ortodoncia es un proceso largo que es necesario para corregir la posición de los dientes. Además de tener un importante fin estético para lucir una dentadura bonita, es vital tener los dientes, el paladar y la mandíbula en una posición adecuada para en el futuro no tener problemas.

Unos dientes mal colocados pueden impedir comer bien, se pueden romper e incluso pueden caerse a una edad muy temprana según la gravedad del caso. Lo recomendable es ponerse la ortodoncia a una pronta edad, según la recomendada por los dentistas. Los brackets son la parte más dolorosa estéticamente de todo el proceso (luego está el dolor físico, que no es muy intenso, y el dolor de bolsillo de lo caro que resulta este tratamiento) y es lo que a muchos les atormenta de ponerse en famoso “aparato”.

Ahora este problema queda solucionado en gran medida con los brackets de zafiro que son casi invisibles para la vista y no se aprecian a penas. Para quienes no conozcan el zafiro es una de las cuatro gemas más importantes del mundo y de las más bonitas junto con la esmeralda, el diamante y el rubí. Se extrae de yacimientos de hematita, bauxita y de rutilo.

Esta ortodoncia transparente tiene los mismos resultados que los brackets tradicionales, pero mejora la apariencia estética.  Los brackets de zafiro se unen con arcos cosméticos que hacen que la ortodoncia sea prácticamente invisible y de una efectividad predecible. Es una solución perfecta para adolescentes y adultos que no quieren pasar por la humillación de llevar aparato. Además, los brackets de zafiro tienen la ventaja de estar hechos con el segundo mineral más duro, que gracias a su resistencia impedirá que se estropee durante el proceso.

El zafiro se coloca tallado y tratado térmicamente para pulirlo y dotarlo de esa transparencia y dureza única. Son muchos los famosos que han querido corregir su dentadura con unos brackets de zafiro, como la Reina Leticia o el jugador de fútbol Cristiano Ronaldo que durante el tratamiento a penas se ha notado que llevaban una ortodoncia puesta.Los brackets de zafiro son la opción más solicitada por los adultos. Al ser transparentes y tener una estética y biocompatibilidad superior, no se desgastan ni se manchan. Además, su pequeño tamaño y bajo relieve los convierte en una herramienta perfecta para una ortodoncia estética.

Podríamos decir que estos brackets son una joya, ya que brinda una mayor comodidad al paciente con una sonrisa bonita. Al principio de su uso, el precio de los brackets de zafiro era muy elevado, pero al generalizarse su uso el precio de este tipo de ortodoncia ha bajado para que la mayoría de los mortales la puedan utilizar. Ahora ya no hay ningún impedimento para mejorar la dentadura y poder tener una boca sana para toda la vida.