Cargada de bolsas y no precisamente de shopping…escribiendo un blog de belleza, ya os podéis imaginar a que me refiero, ¡verdad? Si a ellas, aquellas que se instalan en nuestros ojos y nos dan ese aspecto de cansadas y nos ponen años. Las bolsas de los ojos, unos de los problemas estéticos mas temidos por todos nosotros.

Existen bolsas pasajeras, que son aquellas que vienen y con la misma prisa se van. Luego hay otras más pesadas, que vienen, se acomodan y se resisten a irse pero tratándolas con tiento y mano izquierda se terminan yendo. Y por último las que están y pretenden quedarse para siempre. Pero no os preocupéis, ya tenemos soluciones para todas ellas. Os doy las claves para despedirlas definitivamente. Para las bolsas pasajeras: Son aquellas que salen debido a noches largas o muy cortas. Las que aparecen en periodos hormonales o en épocas de cansancio puntuales. Su aparición es debida a la retención de líquido localizado. ¿Los trucos?

• Ingesta de infusiones drenantes: cola de caballo, diente de león… • Aplicación de rodaja de patata cruda en párpados. • Aplicación de agua fría o hielo, siempre envuelto en un trapito para no quemarnos. • Agua de hamamelis para la inflamación. • Aplicación de rodajas de pepino. • Corrector Touche Velotte de By Terry, perfecto para las trasnochadoras!

Para las bolsas más rebeldes, que no salen ocasionalmente y pretenden quedarse para siempre tengo diversas soluciones.

• Reducción de sal en nuestra dieta. • Beber habitualmente mucha agua. • Dieta rica en proteínas • Reducción de tabaco y bebidas alcohólicas. • Y mi último descubrimiento (que también vale para bolsas pasajeras) es el suero antifatiga de Laboratorios Homeosan. Tenéis que probarlo!! Yo estoy maravillada con los beneficios. Y encima tiene un precio súper razonable.

Y termino con una buena noticia. La eliminación definitiva de las bolsas por edad o genética. Las bolsas de grasa, que muchas de vosotras creíais que no tenían solución. Las bolsas que no nacen de la retención de líquido, inflamación o cansancio. Gracias a los avances de la medicina estética, tenemos la SOLUCION.

Para unos ojos diez años más jóvenes en apenas media hora, el Dr. Eduardo López-Bran del centro Imema recomienda la laserlipólisis de párpados, una intervención realmente mini invasiva y revolucionaria.

Usando la energía del láser infrarrojo de diodo, el que mayor afinidad tiene por la grasa (y por tanto, el que más fácilmente la funde), se introduce una simple y finísima fibra óptica en el área de la bolsa y ésta se funde como por ensalmo. Todo, con una sencilla anestesia local y menos de media hora: el paciente sale tras ese tiempo sin siquiera necesitar tiempo de recuperación y puede hacer vida normal de inmediato. La grasa se va eliminando de forma gradual y natural a través del organismo, puesto que la cantidad es tan pequeña que el cuerpo la procesa paulatinamente, sin problemas.

Si además de bolsas, el paciente presenta ya arruguitas, o algo de flacidez, se puede combinar el tratamiento con láser Píxel para un rejuvenecimiento integral de la mirada, que retexturiza, rejuvenece y mejora la delicada piel del contorno de los ojos con las mismas características: rapidez, sin necesidad de perder días para la recuperación y total seguridad. El precio de la lipólisis de párpados puede variar según donde solicitáis el presupuesto, y de la lipólisis más láser Píxel mas de lo mismo.

Y ahora ya no tenéis excusa para deslumbrar con vuestra mirada.

Este mes de mayo como por fin tengo tiempo de probar todas las últimas novedades en cuanto a belleza se refiere os mantendré informadas en el blog de todos mis descubrimientos. En verano mi blog se convertirá en laboratorio de prueba.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.