Está claro que las bodas al aire libre son eventos de lo más romántico y  muy especiales.  Cada vez más parejas apuestan por celebrar su boda en el exterior, dándole un toque diferente y original. La  playa, una finca, o incluso el bosque al más puro estilo crepuscular, son sitios de lo más curiosos para el enlace. Pero si deseamos organizar nuestra boda exterior hay varios aspectos que debemos tener en cuenta:

Qué queremos expresar: no es lo mismo una boda en un jardín en pleno día, que una  boda  en la playa al atardecer o en el bosque con la caída de  la noche. Cada opción requiere  un tipo de decoración distinto. Por ejemplo, en estos tres casos escogeríamos: ornamentación sencilla y delicada para el jardín, antorchas y un estilo “ibicenco” para  la playa, y luces tenues en el caso del bosque.

La estación del año en que tendrá lugar: evidentemente, no es buena idea escoger una boda  nocturna en un bosque en mitad de enero, o un enlace a mediodía en la playa en pleno verano. No hay que obviar la época del año en que va a tener lugar el evento y las opciones que tenemos en función de ésto.

 La  meteorología: desgraciadamente no podemos ni controlarla ni predecirla  con total seguridad. Por eso, es imprescindible estar preparados ante un posible cambio del tiempo: contar con una carpa, un salón de emergencia al que acudir…  evitaremos  que un imprevisto arruine nuestro gran día.

Otras cosas a tener en cuenta pueden ser: la lista de  invitados, la necesidad de solicitar algún tipo de licencia en el caso de lugares públicos, o el presupuesto del que disponemos, ¿se te ocurre alguna más?

Autor: Revista Feminity. Los artículos redactados por el equipo de Revista Feminity son aquellos que se refieren a las opciones y noticias sobre esta web, así como la edición de artículos enviados por usuarios a través de la sección COLABORA.