Existen muchas enfermedades que pueden afectarnos en todos los sentidos, sin embargo, también existen algunas en las que es necesario tener un conocimiento al menos parcial acerca de las mismas como son aquellas que pueden afectar nuestras partes más íntimas ya que son zonas extremadamente delicadas y que pueden dificultar de forma significativa el desenvolvimiento de nuestras actividades cotidianas.

Entre estas enfermedades se encuentra la bartolinitis, que afecta el aparato reproductor femenino y de muchas maneras la vida de las mujeres que la presentan ya que es realmente molesto de padecer en algún momento de sus vidas.

¿Qué se debe saber acerca de la bartolinitis?

Para comenzar, uno de los primeros detalles que debe saberse es que la bartolinitis es básicamente la inflamación de las glándulas de bartolino, que se encuentran a ambos lados de la vagina y se encargan de producir el líquido para que la misma se lubrique en ciertos momentos.

Síntomas

Aunque esta enfermedad que es la bartolinitis no afecta en gran magnitud la vida sexual de la mujer, si es realmente molesta de tener ya que puede causar molestias al caminar, sentarse o cualquier otra actividad que esté relacionada con ponerse en contacto con la vagina, incluso las relaciones sexuales en algunas circunstancias. Sin embargo, como es posible curarla siguiendo un tratamiento, no hay que crearse mayores preocupaciones.

Causas

La bartolinitis puede ser resultado de una obstrucción de líquido por parte de las glándulas de bartolino, por lo que se comienza a acumular en las mismas y hace que se inflamen en algún punto. Para poder tratar esta enfermedad, en caso de infección, se pueden utilizar los antibióticos pero lo primordial cuando se trata de estas cosas es hablar de una prevención primaria, es decir, en lugar de esperar a que aparezca la enfermedad, se deben tomar medidas para que este tipo de enfermedades no se presenten en algún momento de nuestras vidas.

En este caso, lo más recomendable es realizar remojos de agua tibia para tratar la inflamación, pero para prevenir antes de que aparezca se deben tener buenos hábitos de higiene con respecto a la zona del aparato reproductor femenino y mantener relaciones sexuales de forma segura para no tener ninguna complicación desde ese sentido. Esta zona es muy delicada a veces, por lo que siempre se debe buscar tener los mejores cuidados para la misma.