La bañera es un elemento indispensable en el cuarto de baño. Aunque su uso ha ido disminuyendo con el paso del tiempo a favor de las duchas, las bañeras son las preferidas para tomar un baño placentero y relajante. Hoy en día disponemos de diferentes líneas de bañeras: modernas, clásicas o lujosas, entre otras. Muchos hogares han convertido su cuarto de baño en un spa incluyendo zonas de masaje, bañeras de hidromasaje con infinidad de chorros de agua, colores cromáticos…para hacer del baño un momento especial y relajante al final del día.

Hace décadas, las bañeras tenían una forma estándar cuadrada pero dada su popularidad y proliferación podemos encontrar múltiples formas: redondas, triangulares, cuadradas elaboradas con diferentes materiales: mármol, porcelana, madera, hierro fundido, cristal, acero o granito. Todas las bañeras están diseñadas para hacer del baño un momento único y agradable. Después de una larga jornada de trabajo, ¿por qué no relajarnos en una bañera de hidromasaje? La oferta de bañeras se ha ido ampliando con el tiempo, podemos encontrar diferentes tipos de bañeras:

  • Bañeras minimalistas: las bañeras en forma redonda y de huevo se están popularizando gracias a su fácil instalación y a sus pequeñas dimensiones. En cualquier espacio de tu cuarto de baño podrás disponer de una bañera como éstas disponibles en todos los colores.
  • Bañeras de hidromasaje: ¿Quién dijo que para disfrutar de un baño hay que ir a un spa? Estas bañeras con multitud de chorros te harán sentir como en un balneario.
  • Bañeras clásicas: las bañeras inspiradas en el estilo vintage están apostando fuerte en infinidad de cuartos de baño. ¡Parecen recién sacadas de una película!
  • Bañeras ornamentadas: ¿te gusta la originalidad? Muchos diseñadores están rompiendo la tendencia de crear bañeras con superficies lisas. Hoy en día, podemos encontrarnos bañeras decoradas con motivos florales o geométricos.
  • Bañeras de piedra: esta opción es la preferida si quieres un conseguir un cuarto de baño de lujo con bajo coste y estético.

Si queremos tomar un baño relajante, solo tenemos que elegir la bañera que mejor se adapte a las dimensiones de nuestro cuarto de baño y acompañar el baño de música clásica y un buen libro. Todo ello decorado con velas perfumadas y jabones aromáticos.

Autor: Revista Feminity.