A la hora de decorar el baño una de las dudas a plantearse es si es mejor un baño con bañera o uno con plato de ducha. Lo cierto es que ambos pueden tener muchos motivos por los que usarse así que a veces es más poner en común lo que necesitas o quieres de cada uno para saber al final cuál es el que más vas a utilizar. Aquí te damos algunas preguntas que te pueden ayudar a decidirte:

–       ¿Vas a tener tiempo para una bañera? El hecho de tener una bañera quiere decir que es porque vas a dedicar tiempo a llenarla, a pasar sumergida un tiempo, a no preocuparte por la cantidad de dinero que se gasta en el agua, etc. ¿Vas a poder hacerlo? Porque, como mínimo, suele ser de 1 hora el baño.

–       ¿Tienes el espacio necesario para una bañera? Si tu baño es muy pequeño la bañera lo que puede hacer es que se vea más pequeño aún y es más aconsejable el plato de ducha.

–       ¿Tienes hijos? Si tienes niños pequeños la bañera podría ser lo mejor porque ellos se sientan y no tienes el problema de que se resbalen en un plato de ducha además de que ellos sí que pueden pasar un poquito más de tiempo dentro divirtiéndose y jugando en el agua y para ti es más cómodo porque no tiran tanta agua fuera.

–       ¿Personas mayores? Entonces la ducha. Para las bañeras tienen que levantar mucho las piernas aparte de mantener el equilibrio y eso no es algo adecuado cuando están mayores y pueden no tener fuerzas para hacer esos esfuerzos. Además, es más probable que puedan resbalarse o sufrir accidentes.

Autor: Revista Feminity.