Se acercan las fiestas navideñas, y seguro que estás pensando ya en montar tu árbol de Navidad. Un buen momento pueden ser estos próximos días de vacaciones, sobre todo si piensas hacerlo con niños. Tradicionalmente, después del puente de la Purísima, el 8 de diciembre, el ambiente navideño lo invade todo. Se respira Navidad en los escaparates, las calles, edificios públicos… y ¡este año en nuestra casa también!

¿Cómo decoro mi árbol de navidad?

Lo primero que deberás elegir es cómo quieres que sea tu árbol natural o artificial. El primero, evidentemente será más bonito, pero también más caro y difícil de guardar para el año siguiente. Si por contra te decides por un árbol artificial, podrás elegir entre infinidad de tamaños, de acuerdo al espacio que tengas para colocarlo, así como también su color. Además, de los tradicionales de color verde, cada vez se imponen con más fuerza los blancos.

Arbol de navidad blanco

Elegido el árbol, es momento de hacer lo propio con los adornos. Las tradicionales bolas y espumillón de toda la vida, han dejado paso a infinidad de ideas, puesto que ahora podemos ver que de los árboles de navidad cuelga prácticamente casi todo.

Para empezar, deberíamos ver que podemos reutilizar del año pasado, siempre podemos reponer sólo los más deteriorados, y añadir algunos nuevos para darle un toque diferente. Entre los adornos navideños más de moda encontramos los hechos con fieltro. Infinidad de formas y colores, que con un poco de imaginación, fieltro y  una máquina de coser te puedes hacer tú mismo en casa.

Si os gustan las manualidades, también podéis haceros vuestras propias bolas de papel con diferentes técnicas: origami, a escamas, volúmenes, etc. Hacer adornos de madera repintar y decorar con telas las bolas más deterioradas.

Adornos navideños hechos con fieltroAdorno navideño de madera

Colores de los adornos navideños

Ya lo dice el refrán: “para gustos…colores”. Ahora bien, si no disponeis de un espacio muy grande para colocar vuestro árbol de navidad y quereis que luzca, os recomendamos que no lo sobrecargeis de demasiados, ni mezcleis muchos colores.

Lo mejor es elegir un par de colores, dos o tres, y tematizar todo el árbol con ellos. Cuidado con la combinación plata y oro, en exceso nos puede quedar sobrecargado. Por eso de ir a la moda, os diremos que estas Navidades se impone  la combinación negro y dorado, dando un toque de elegancia y sofisticación, o el blanco  evocando los paisajes nórdicos.

Ten en cuenta cuando estés colocando los diferentes elementos en el árbol que deben quedar bien repartidos para que el árbol esté perfecto. Ah!!! y no te olvides de colocar la estrella en la parte más alta.

Si estáis contentos con el resultado, siempre podéis hacer una foto a vuestro árbol de navidad y participar en el XI Concurso mundial de árboles de Navidad. Puede ser un buen aliciente para que este año la familia en pleno participe montando el árbol de navidad.

 

 

 

 

 

Autor: M.B..