Para que los niños desde edades muy tempranas aprendan a comportarse a la hora de la comida, es conveniente tener en cuenta una serie de aspectos que pueden ser de gran ayuda a la hora de comportarse en le mesa:

  • Antes de sentarse a la mesa, los niños deben lavarse las manos.
  • Sentarse bien en la mesa, sin torcer la espalda para que no se produzcan lesiones de espalda.
  • Desdoblar la servilleta y ponerla encima de las rodillas para no manchar la ropa.
  • Se deber comer todo, para crecer adecuada y sanamente.
  • Las manos y los codos se tienen que poner encima de la mesa, es una norma de educación en la mesa.
  • No hay que comer rápido porque puede producir indigestión.
  • En la mesa se tiene que compartir los alimentos, es decir, ayudar a pasar el pan si la otra persona no llega, la salsa, etc.
  • No hay que hablar con la boca llena porque es falta de educación con los demás comensales.
  • No se debe coger los alimentos con la mano, excepto el pollo, plátano, etc.
  • Sin permiso de los padres, el niño no debe levantarse de la mesa.
  • Al terminar la comida, el niño tiene que dejar los cubiertos encima del palto y llevarlo a la cocina, ayudando a los padres a recoger toda la mesa.
  • Después de la comida hay que lavarse las manos, la cara y los dientes.

El niño tiene que comprender que la hora de la comida no es una diversión y tiene que aprender las normas de comportamiento que rigen en la sociedad. Todo ello, en base al modelo educativo que transmiten los padres, a través de su ejemplo.