Los cambios afectan a todos los aspectos de la vida: tomar la iniciativa es la única manera de poder enfrentarnos al futuro, como personas y como empresa. Por eso es importante adoptar una postura abierta y aprender a desarrollar los aspectos positivos de estos cambios.

Estar dispuesto a cambiar

Para las empresas, cambiar es la manera de seguir siendo competitivas y crecer. Para las personas, las oportunidades generadas por los cambios mejoran nuestra carrera profesional y nuestra vida personal. Es posible que nos enfrentemos a  los cambios de tres maneras:

Resistiendonos, Adaptandonos, o Dirigiendolos

El que se resiste intenta quedarse en el mismo lugar, algo imposible en la actualidad. La mayoría de nosotros empezamos por resistirnos para finalmente descubrir que tenemos que adaptarnos e intentar ponernos al dia. Si fracasamos, nos enfrentamos a una desventaja competitiva. Asi, intentar prever y dirigir los cambios ofrece, paradojicamente, mas seguridad y mas riesgos.

Observar los cambios

Al principio, los aspectos positivos del cambio pueden ser menos evidentes que los negativos. Circunstancias como el cierre de un departamento, los despidos, las quiebras o la pérdida de cuota de mercado crean dificultades y pocos beneficios inmediatos. Es fundamental usar estos cambios como estimulo para alentar ideas nuevas y aprovechar el entusiasmo para un progreso futuro.

Cambiar de manera natural

Los cambios siempre están presentes durante la vida de una persona. En una trayectoria profesional se puede empezar por ser un subordinado, pasar a ser jefe de departamento, a directivo de nivel superior y finalmente a director. Las empresas evolucionan, y se producen cambios importantes a muchos niveles.

Por todo esto es importante comprender las causas subyacentes que provocan los cambios, con el objetivo de poder enfrentarnos a los cambios con la eficacia necesaria.

 

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.