Cuando decidimos tener un perro debes conocer todas las consecuencias, tener una mascota implica que durante las vacaciones tenemos que saber que hacer con ellas si no pueden acompañarnos, implica también sacarlos a pasear y hacerles correr por el parque para que se relacionen también con otros perros e implica una limpieza e higiene casi diaria.

Cuando nos referimos a una higiene casi diaria nos referimos al cepillado de sus dientes pues es importante que tenga una boca libre de bacterias sobre todo si convive con niños pequeños, al igual que debemos bañarlo una vez al mes y emplear todos los productos que sean necesarios para evitar insectos en casa como son las pulgas o garrapatas.

Estos bichos, sobre todo las pulgas son difíciles de ver y molestas porque producen un picos insoportable haciendo que el animal se haga heridas de rascarse. Sin embargo, las garrapatas se encuentran fácilmente ya que si llevan un tiempo conviviendo con el perro se hinchan de la sangre que le chupan. Estos animales pueden desprenderse en cualquier momento, en la alfombra de casa, en la cocina y son un peligro ya que transmiten muchas enfermedades.

Por eso o mejor, es combatirlas aplicando una pipeta y utilizando un collar que repela estos insectos pero si aun así vuestro animal tiene alguna, lo mejor es quitársela, puedes llevarlo al veterinario pero ahórrate el dinero de la consulta ya que puedes hacerlo sin problemas tu en casa.

 

Aprende a Cómo quitar garrapatas

 

Necesitas para llevar a cabo esta operación: gasas o algodón, unas pinzas del pelo y desinfectante. Es importante que al extraer la garrapata salga entera y que la cabeza no se quede dentro de la piel del animal porque le puede producir una infección. Cuando se intenta arrancar una garrapata, éstas notan una fuerza del exterior de manera que se agarran con más fuerza, por eso se utilizan las pinzas de depilarse las cejas porque se debe coger con ellas a la garrapata, lo más cerca que se pueda de la cabeza para asfixiarla, cuando notéis que dejar de hacer presión debéis estirar con fuerza y comprobar que ha salido entera.

La garrapata la podéis tirar por el retrete y a vuestro perro lo mejor es que le desinfectéis la herida con un poco de alcohol, en unos días no tendrá nada ya que es increíble la capacidad de recuperación de estos animales.

Autor: Amparo.