Año nuevo, nuevos propósitos y entre ellos está colaborar de manera más asidua con esta fantástica revista. Espero poder cumplirlo, ya que otros como ser más organizada, comer más sano y hacer más ejercicio, siempre se vuelven despropósitos 😉

Para celebrar mi regreso, os traigo un par de estilismos en los que los protagonistas son los jerseys estampados.  Curiosamente, en este caso es una de las pocas veces que la moda se pone de nuestra parte y dicta una tendencia fácil de llevar y acorde con la estación.

La verdad es que el punto lleva un par de añitos siendo de lo más cool: Magda Sayed y su Knitta Colectiva a la que se han unido muchos “guerrilleros del punto”, modelos en el backstage haciendo calceta para soportar el hambre la espera entre pase y pase, grupos de novias de gafapastas que se juntan para hacer la versión 2.0 de las amas de casa de toda la vida (hornear y hacer punto), …

Uy, ya estoy perdiendo el hilo… vayamos al tema. En cuanto a streetstyle “calcetero” se refiere, hace un par de temporadas hicieron su rentrée los jerseys cortitos de “ochos” y ahora es el turno de los jerseys estampados. Pero por mucho que nos digan las revistas y la blogosfera, toda prenda tiene sus pros y sus contras:
PRO: son fáciles de combinar.
CONTRA: si los combinas con jeans y zapatillas deja de ser tendencia para convertirse en “dejadez”.

PRO: los hay para todos los estilos.
CONTRA: pero nunca encuentras exactamente el que buscas o, una vez hallado, no te sienta bien. (¡¡Ponte a tejer!!, dirían las abuelas)

PRO: los estampados le dan un toque al outfit que no le daría un suéter liso.
CONTRA: es probable que te encuentres ese mismo día varios y “canta” bastante.

PRO: vas abrigadita, supuestamente ideal para evitar resfriados.
CONTRA: después entras en un lugar con la calefacción a tope y sudas la gota gorda, sales a la calle y resfriado al canto.

Ya veis que no soy una gran defensora de los jerseys pero como siempre caigo en la tentación, aquí van mis propuestas.

Cuando es animal print no importa el tipo de prenda que sea, ni pros ni contras que valgan.
(¡¡Soy una “fan”!!)
c600x603
Ya que es una prenda “invernal”, un jersey al más puro estilo cabañita en St. Moritz
nos resguardará del frío en la ciudad.
c600x742
Los dibujos geométricos o “navajo” también son frecuentes en este tipo de prenda.
 (Uy, me acaba de venir a la mente el suéter de MNG con el que nos saturó Kate y media blogosfera)
c600x708
Por supuesto las flores no podían faltar.
¡¡¡PLEASE, señor Ortega, clone este D&G!!!
c600x637
 
Ideal combinar un jersey gordito con falda de cuero;
muy crudo invierno parisino, muy Marant.
c600x592
O decantarse por otro tejido también muy invernal, el tweed,
y lograr así un estilo más preppy.
c600x689
Ya veis, es una prenda de lo más versátil (y llegado este punto, ya no encuentro un CONTRA).
[ads1]
Autor: Clara.