La decoración navideña es algo que ya en muchos hogares está haciéndose, sobre todo en los hogares que tienen niños pequeños. También has de tener en cuenta que la Navidad cada vez se va adelantando más y cuando termina la época de Halloween se suele comenzar con la navideña.

Teniendo en cuenta que en muchos hogares no se está para gastarse demasiado dinero en adornos navideños hemos pensado el enseñarte una forma de adornar tu casa con algo natural como son las piñas de los pinos que puedes recoger un fin de semana yendo al bosque. Con las piñas, una vez lavadas y secas puedes crear, por ejemplo, una guirnalda con la que decorar el árbol de Navidad o bien, si tenéis escaleras, la baranda de las mismas. Para hacer la guirnalda necesitarás piñas, unas tijeras de poda, una pistola con silicona, y una cuerda.

Una de las cosas que nos gusta hacer con las piñas una vez que las hemos cogido es, con las tijeras de poda, hacerlas parecer una flor. Puedes incluso pintarlas con un poco de pintura blanca de tal manera que se le da la sensación de que esa pintura blanca es nieve y parece que las piñas están nevadas. También puedes utilizar pintura roja y verde que es característica de la época de Navidad. A continuación, para que puedas fijarlas mejor a la cuerda, pégale por detrás un trozo de tela o forro con silicona. Evitarás así que se vaya a despegar o a caer fácilmente. Deja secar un tiempo prudencial y finalmente la tendrás completamente hecha para decorar el árbol de Navidad, la baranda, o aquel lugar que prefieras. Como sugerencia te podríamos decir que no utilices cualquier tipo de cuerda. Si puede ser, usa una guirnalda navideña porque te quedará mucho mejor que si utilizas una cuerda de rafia.