Durante los últimos años, el incremento de niños que han comenzado a jugar a videojuegos ha ido en aumento, pero no solo de niños pequeños, sino de adolescentes también. En lugares como Estados unidos, se ha notado un incremento de la obesidad infantil y el uso continuado de los videojuegos porque se ha creado para ellos un tipo de vida muy sedentaria pero, ¿son realmente desaconsejables los videojuegos para los niños?

Puede que muchas madres piensen que en realidad, el abuso de los videojuegos es mucho mejor para sus hijos que si estuviesen en drogas o en la calle todo el día, pero en realidad, un niño que está todo el día en los videojuegos deja de socializar con las personas que tienen a su alrededor y le puede llegar a crear un aislamiento. No te estamos diciendo que tu hijo por jugar a un videojuego vaya a tener problemas, estamos hablando de una verdadera adicción.

 Síntomas de que tu hijo es adicto a los videojuegos

  1. Tu hijo juega más de 5 horas diarias
  2. habla todo el rato de jugar o deja de hacer otras actividades para estar jugando
  3. Se vuelve agresivo cuando se le quitan horas de juego
  4. Miente a amigos y deja de salir por estar jugando

Es importante que en caso de que notes que tu hijo pueda estar pasando por una adicción a los videojuegos lo ayudes cuanto antes.

Qué pasa cuando son adictos

Este tipo de niños, dejan de tener un carácter sociable rápidamente y parece que todo lo que no tiene que ver con el juego pierde interés para ellos, incluso los estudios. Cuando comienzan muy jóvenes a jugar, a la larga  no maduran socialmente como deberían y esto lleva a que chicos de 20 años, se sigan comportando como niños socialmente.