Propiedades aceites esenciales

La aromaterapia se ha convertido de un tiempo a ahora en un remedio fácil y natural para ayudar a combatir el estrés, la fatiga, el cansancio…

El ritmo trepidante en el que nos movemos, la ansiedad y también la angustia que nos depara la vida moderna, nos restan fuerzas y necesitamos algún remedio que nos ayude a relajarnos.

Usando los aceites esenciales podemos evitar caer enfermos y también nos pueden ayudar a superar el cansancio y el estrés de una vida demasiado ajetreada.

En esta lista encontraréis algunos de los aceites esenciales más conocidos y sus usos y propiedades.
Algas: Favorecen al aumento de concentración y generan interés sobre las actividades de tipo intelectual (leer, redactar, etc.)

Anís: Ayuda a descansar la vista; calma los calambres, gases, dolores abdominales, dolores menstruales, náuseas y dolores de garganta. Así mismo, por su efecto diurético evita la retención de líquidos.

Albahaca: Se utiliza para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga mental.

Angélica: Ayuda a contactarse con lo Divino.

Bergamota: Antidepresivo. Propiedades antisépticas. Ideal para el cuidado de pieles grasas y manchadas. En preparaciones de crema se aplica para el tratamiento de eccemas, psoriasis y acné. Es sumamente efectivo en baños de inmersión y rociado en la habitación o ambiente de trabajo.

Canela: Estimulante, antiséptico, excelente para la prevención de gripes y resfriado.

Cedro: Calmante, armonizante, tónico respiratorio. Se usa como complemento para el tratamiento de caída del cabello y caspa. Beneficioso para el cuidado de pieles grasas y manchadas.

Ciprés: Antiséptico, antiespasmódico, diurético, antirreumático. útil para el tratamiento del asma, bronquitis, tos convulsa y enfisema.

Eucaliptus: Potente antiséptico y descongestionante. Utilizar en el hornillo donde hay enfermos.

Enebro: Desintoxicante. Restaura el equilibrio psíquico. Ideal para baños y masajes para la celulitis. Propiedades diuréticas.

Geranio: Equilibrante mental, físico y emocional. Ayuda a regular las funciones hormonales. Es diurético y astringente. Masajear en las zonas con celulitis.

Incienso: Calmante. Ayuda a la meditación. A nivel piel se incluye en cremas rejuvenecedoras. Previene las estrías.

Jazmín: Relajante. Ideal para el cuidado de la piel, en especial las pieles secas. Propiedades sensuales.

Lavanda: Es un limpiador. Liberador de tensiones, reparador excelente para los músculos cansados, cicatrizante, ideal para quemaduras.

Limón: Purificante. Refrescante. Estimulante del sistema linfático. Astringente. Antiácido, antiséptico. Es ideal para dar un toque fresco a las composiciones de fórmulas aromaterapéuticas.

Manzanilla: Relajante, efectos calmantes sobre la mente y el cuerpo. Se aplica para dolores e inflamaciones y para los estados de enojo y humor colérico. Ideal para proteger pieles secas. Reparador del sueño.

Melisa: Calmante. Su aroma es suave y exquisito. Ideal para proteger la piel del frío.

Menta: Estimulante, refrescante. Excelente para despejar la cabeza. Despierta, alivia el síndrome del viajero.

Naranja: Angustia, depresión, insomnio.

Patchouli: Calma y levanta el espíritu. Para acompañar los procesos de aprendizaje. Permite la liberación de fluidos en casos de edema, obesidad y retención de líquidos.

Romero: Tonifica y levanta. Tónico estimulante a nivel cardíaco, hepático y biliar. Se usa para el cabello agregando unas gotas en el champú.

Rosa: Propiedades femeninas. Calmante. Tonificante. Excelente para pieles secas, maduras o envejecidas. Propiedades sensuales.

Salvia: Calmante, relajante, antidepresivo, para todo tipo de stress y tensión. Es útil en el tratamiento del asma, infecciones de la garganta y cuidado de la piel. Agregar unas gotas en el enjuague después del champú para cabellos grasos y caspa.

Sándalo: Relajante, armonizador, ayuda a la meditación. Excelente para pieles secas.

Tea Tree: (árbol de té) Potente antiséptico. Excelente para el tratamiento de todas las afecciones de la piel por sus propiedades antisépticas, antivirales, antimicóticas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Tomillo: Preventivo de infecciones en general, reforzando el sistema inmunológico.
Purificador pulmonar, estimulante de la circulación sanguínea.

Ylang-Ylang: Es un aceite exótico, con características sensuales y afrodisíacas. Excelente para el cuidado de la piel. Calma, relaja. Para dar un toque floral a las fórmulas en las que participa.

Autor: Tania B. Blogger especializada en terapias alternativas, terapeuta transpersonal desde el año 1998 especializada en Coaching, aromaterapia, musicoterapia y gemoterapia, entre otras especialidades.