Los tatuajes tribales pequeños son una buena manera de adentrarse en el mundo de los tatuajes para aquellas personas a las que les llama la atención decorar su piel con tinta pero tienen miedo a que sea excesivamente doloroso o a que, finalmente, el resultado no les guste tanto como pensaban.

Estos son algunos lugares perfectos para un tribal de pequeño tamaño, discreto y del que, seguramente, nadie se arrepentirá.

En el omóplato

Algunas personas deciden tatuarse a la altura del omóplato porque es un sitio que no se ven y, por tanto, es más difícil que se cansen del tatuaje. Es el lugar que escogen aquellos que temen acabar hartos de ver un dibujo en su piel pero que, a la vez, quieren lucir un tatuaje de moda.

Otras personas lo escogen porque es un espacio discreto que pueden tapar fácilmente con una camiseta y que solo se ve cuando se usan determinadas prendas, por lo que no perjudicarán a su trabajo.

Por supuesto, también se escoge el omóplato por estética y es uno de los lugares más comunes para un primer tatuaje.

En la muñeca

Es un lugar bonito y que estéticamente queda muy bien, pero si es el primer tatuaje se debe de tener en cuenta que es una zona dolorosa. Cuanta más carne hay, menos duele tatuarse y en la muñeca no es precisamente carne lo que abunda.

En el tobillo

Otro lugar que gusta tanto a hombres como a mujeres a la hora de tatuarse porque es estéticamente impecable para todo el mundo. El tobillo se puede ver tanto en verano como en invierno y es un lugar sexy para llevar un dibujo.

En el empeine

Para los que no quieren que todo el mundo pueda ver sus tatuajes. En el empeine solo se ven si se va descalzo o se lleva un estilo de sandalia muy abierta. Por eso, es perfecto para pasar desapercibido o si laboralmente puede perjudicar el ir tatuado. Tal y como ocurre con las muñecas y los tobillos, es una zona dolorosa porque hay poca carne. Quizás la más dolorosa junto con las costillas.

En el ombligo

El ombligo o la zona del vientre es otro espacio escogido para pequeños tatuajes, aunque hay que tener cuidado porque es un lugar que acusa mucho los cambios de peso y si estos cambios son bruscos, como pueden ser los debidos a un embarazo, pueden llegar a deteriorar el dibujo y estropearlo. Los tatuadores suelen recomendar ponerse el dibujo hacia la zona del pubis porque allí los cambios son menos notorios aunque puede dar problemas en caso de que haya una cesárea.

En el escote

Un lugar muy sexy tanto para hombres como para mujeres, es la zona del pecho. En ellas, lo más estético es colocarse el tatuaje justo antes del nacimiento del seno y no sobre los mismos ya que quedan mucho más elegante. El hombre tiene más espacio para tomar su decisión.