Cada persona por el tipo de piel que tiene desarrolla un envejecimiento de la piel distinto, algunas personas tienen la piel tersa y suave hasta una edad ya avanzada, otras en cambio siendo jóvenes ya comienzan a tener arrugas. No hay que asustarse porque cada piel es distinta, pero merece la pena seguir unos consejos para rejuvenecer la piel y que se mantenga bonita durante más tiempo.

La alimentación es uno de los factores principales que afectan al aspecto de la piel. Tener la piel hidratada es muy importante y esto no sólo se consigue con cremas, es muy importante beber al menos 1,5 litros de agua al día. El agua ayudará a que la piel esté hidratada y a eliminar las toxinas del cuerpo.

Por otra parte, mantener una alimentación sana y equilibrada es otro de los factores que influirán decisivamente. Tomar alimentos que tienen toxinas, conservantes o colorantes a largo plazo es dañino para la salud y esto se ve en el aspecto de la piel. Las grasas resultan muy nocivas porque fomentan la aparición de celulitis en muslos y caderas. Del mismo modo el tabaco y las bebidas alcohólicas pueden ser las causantes de que aparezcan manchas en la piel.

Uno de los alimentos antioxidantes que ayudan a eliminar los agentes nocivos de nuestro organismo son los arándanos azules. Muchos expertos dicen que es la fruta que tiene el nivel más alto de antioxidantes. En muchos supermercados puedes ver zumos de arándanos antioxidantes.

Caminar también es muy importante para rejuvenecer la piel, ya que estimula las hormonas de crecimiento que reparan la piel. Además caminar o hacer ejercicio hace que disminuya el estrés y como consecuencia que la piel no se vea dañada.

Por último, tomar fibra ayudará a que la piel se mantenga tersa. La fibra es la que regula los niveles de azúcar en la sangre y hace que el colágeno no se dañe y que la piel no se afloje.

Autor: Raquel.