Es importantísimo que tanto los más pequeños como los mayores sigamos una dieta equilibrada, con un gran aporte nutritivo y hagamos las 5 comidas al día pertinentes. Una de estas comidas y que muchos se la saltan es la merienda.

El objetivo de la merienda es quitar un poco el hambre hasta la hora de cenar para que ésta sea más ligera pues la digestión por la noche es más costosa y lenta y debemos facilitar su ejercicio con una cena pobre. Ya lo dice el dicho popular: desayuna como un rico y cena como un pobre. Para que no engullamos en la cena lo mejor es hacer la merienda, ese tentempié a mitad tarde que tanto nos gusta.

A continuación os presentamos 5 meriendas sanas para hacer toda la familia:

1. Una merienda rica y que además, nos podemos llevar a cualquier parte, tanto al trabajo como al parque con los niños es el yogur. No importa el sabor aunque si es natural mucho mejor, pero antes de endulzarlo con azúcar probarlo con miel, más saludable y bueno sin duda.

2. Si estáis en casa, os proponemos una macedonia de frutas. Simplemente pelar una selección de frutas en un bol, no es una merienda transportable ya que la fruta se oxida y pierde sus nutrientes a no se que sea compota.

 

5 meriendas sanas para toda la familia

 

 

3. Los sandwiches nos salvan siempre sobre todo si tenéis mucha hambre porque dan la sensación de estar más llenos. Eso sí, rellenarlos de jamón york o pechuga de pavo.

 

5 meriendas sanas para toda la familia

4. La típica merienda de muchas familias los fines de semana son los vasos de leche con cereales o galletas. Qué rica y que nutritiva es esta.

5. Por último, hay quien sustituye a la leche por un zumo de naranja. Muy bueno y sano, si podéis lo mejor es que este zumo sea natural así os evitáis que lleven azúcares añadidos y otros conservantes.

Autor: Amparo.