Cualquier operación debe estudiarse en profundidad y conocerse todos los pros y contras que atrae, no importa que la operación sea sencilla o complicada ya que en el momento en que se aplica anestesia se está corriendo un riesgo.

La operación de menisco es una sencilla intervención si la rotura es simple, pero las técnicas son múltiples dependiendo de si hay dañados los ligamentos o si también hay que regenerar el cartílago. De manera que la rehabilitación y los días de recuperación serán mayores o menores dependiendo de la lesión.

La operación de menisco se realiza habitualmente mediante la artroscopia y las técnicas más utilizadas con la meniscectomía parcial y la sutura meniscal, aunque siempre se prefiere, si se puede, optar por la última.

5 cuestiones clave sobre la operacion de menisco

Si simplemente se hablar de un menos roto, en un mes y medio podemos ver a muchos jugadores de fútbol incorporándose de nuevo al campo, mientras que si hay que regenerar el cartílago mínimo hablamos de tres meses para empezar la rehabilitación.

La rehabilitación tras la operación de menisco consiste en fortalecer los cuádriceps, estos se hacen a través d runa serie de ejercicios que os mandarán en la clínica pero que podéis seguir practicando en casa, pues es tan sencillo como sentarse en una silla y levantar peso con la pierna.

Un mal giro de la pierna o una caída pueden provocar la rotura de este que se diagnostica mediante una resonancia magnética. Además, el menisco garantiza la aparición de artrosis y que contribuyen al movimiento y estabilidad de la rodilla.

 

Autor: Amparo.