Para aquellos que no consigan conciliar el sueño, aquí van unos consejos.

Usar la cama solo para dormir

Mucha gente usa la cama como sofá: lee, come, escribe, etc. Eso confunde a nuestra mente y no la identifica como un lugar para descansar. Debemos usar la cama exclusivamente para dormir, aunque suene redundante.

Rutina a la hora de dormir

Despiertate y duermete cada día a la misma hora. Si cada día lo haces a una hora distinta tendrás seguro más problemas para dormir. También es bueno evitar las siestas.

Baño tibio

Un baño con agua tibia relaja el organismo y lo prepara para un buen descanso. Si tienes insomnio o descansas mal notarás la diferencia con este consejo.

Evite excitantes

El ejercicio físico por la tarde activa el organismo, al igual que sustancias como el café y el te. Haz ejercicio por las mañanas y evita tomar sustancias excitantes a partir de las ultimas horas de la tarde.

Piensa en tus problemas en otro momento

Muchas personas nos quedamos pensando en nuestros problemas justo cuando nos vamos a dormir. Si dedicas un tiempo diario a pensar (aunque sean unos minutos) y organizar tus problemas seguro que estarás más despejado a la hora de dormir.