El hogar es el sitio más peligroso para los niños. Si deseas saber si las habitaciones de tu casa son seguras para tu hijo, comprueba que cumples estos requisitos:

1. En el suelo de mi bañera tengo bandas antideslizantes.

2. Los productos de aseo NO los tengo colocados en la repisa de la bañera

3. Mantengo ocultos  los enchufes, escondidos y/o protegidos

4. Vigilo a mi hijo cuando anda con el taca-taca

5. No dejo al alcance de mi hijo objetos como: medicamentos, pilas, botones, monedas

6. La cama de mi hijo NO está situada cerca de la ventana para que cuando se despierte vea luminosidad

7. Guardo los juguetes de mi hijo en cajas grandes o cubos

8. NO tengo alfombras sueltas para que el niño no coja frío al jugar sentado

9. Los juguetes que maneja mi hijo NO le caben en la boca y no tienen bordes puntiagudos

10. Evito dejar a mi hijo solo en la bañera aunque tenga muy poca agua Si cumples estos requisitos tus pequeños estarán mucho más seguros, ¿nos cuentas más consejos?

Autor: Revista Feminity.